La medida cautelar, que se había dictado por 60 días, se extenderá por todo el tiempo que dure el proceso. El imputado tiene 18 años y el fiscal a cargo de la investigación es Carlos Vottero. También se le atribuyeron los delitos de abuso de arma, encubrimiento y desobediencia a la autoridad.

Continuará en prisión preventiva un joven de 18 años cuyas iniciales son AJL investigado por hechos delictivos cometidos en las localidades de Angélica y Frontera (departamento Castellanos). La medida cautelar, que se había dictado por 60 días, fue prorrogada hasta la realización del juicio oral y público por la jueza Cristina Fortunato a raíz de un pedido formulado por el fiscal Carlos Vottero.

De acuerdo a la imputación realizada por el fiscal, que fue ampliada el martes de la semana pasada, AJL es investigado como autor de los delitos de robo calificado por el uso de arma de fuego agravado (por la participación de un menor de edad) y abuso de arma, en concurso real con encubrimiento y desobediencia a la autoridad.

Los delitos investigados

El fiscal Vottero le atribuyó al joven investigado tres hechos delictivos.

El primero de ellos fue cometido pasadas las 4 de la madrugada el pasado domingo 10 de febrero. “El imputado y una menor de edad circulaban en una moto por la ruta nacional número 34, en la que también transitaba en moto otra pareja. En inmediaciones del cruce con la autovía nacional número 19, las dos motos se detuvieron”, relató el fiscal. “Con las dos motos detenidas, el imputado extrajo un arma de fuego –tipo revólver– de su cintura, efectuó un disparo al aire y junto a su acompañante sustrajeron la otra moto y el teléfono celular de una de las víctimas”, agregó.

“Finalmente, el imputado y su acompañante escaparon del lugar en las dos motos”, concluyó.

En relación al segundo de los hechos, se produjo entre el martes 4 de diciembre de 2018 y el miércoles 13 de febrero de este año. “De autores aún no individualizados, el imputado recibió –con conocimiento de su origen delictivo– una motocicleta que es propiedad de otra persona”, manifestó Vottero.

Por su parte, el último hecho fue cometido el miércoles 13 de febrero de 2019. “Alrededor de las 18:45, AJL estaba en una motocicleta en la localidad de Frontera, y al ser advertida su presencia, tres agentes policiales que patrullaban el lugar detuvieron su marcha”, relató Vottero. “Luego de descender del móvil en el que se trasladaban, se identificaron como policías y el imputado se escapó corriendo, lo que generó que los uniformados comenzaran a perseguirlo”, explicó el fiscal. “Lograron alcanzarlo luego de aproximadamente 200 metros, lugar donde finalmente se procedió a su detención”, concluyó.