Familiares de la víctima, un médico de 64 años, contaron que el hombre tenía armas en su casa porque había trabajado en el Servicio Penitenciario. La principal hipótesis es que fue asesinado durante un intento de robo.

Familiares de León Domingo Burela, el hombre de 64 años que fue asesinado esta mañana en Las Heras, contaron que la víctima ya había sufrido hechos de violencia en el pasado, y que en 2014 se había llegado a tirotear con motochorros.

“En 2014 tuvo un hecho de inseguridad en el que casi lo matan y desde entonces era muy obsesivo de la seguridad”, contó una familiar de Burela, quien también indicó que la víctima siempre tenía un arma a mano a raíz del temor que le había quedado.

Burela, un médico retirado, tenía al menos dos armas registradas a su nombre a raíz de que se había desempeñado como galeno en el Servicio Penitenciario.

Cuando la policía entró a la vivienda 17 de la manzana D del barrio Kolton, encontraron al hombre sentado en un sillón con al menos un tiro en el cuello. Por la disposición del cuerpo, en un principio no se descartó la posibilidad de un suicidio, pero esa hipótesis quedó casi descartada tras analizar la escena del crimen, ya que la vivienda estaba abierta y desordenada.

La mujer de Burela indicó que había salido de la casa por la mañana y que, al regresar, se encontró con los efectivos policiales que investigaban lo sucedido. La mujer fue trasladada a prestar declaración ante la fiscal de Homicidios Claudia Ríos, quien quedó a cargo de la investigación.

Inicialmente, la causa quedó caratulada como “averiguación de muerte”, a la espera de los informes de Policía Científica y las declaraciones de los vecinos, quienes aseguraron ver a un joven escapar corriendo de la vivienda tras escuchar las detonaciones.

Burela era padre de dos adolescentes y se estaba recuperando de una operación. Al momento del hecho, el hombre estaba solo en su domicilio del barrio Kolton. “Siempre que salía alguien, él se encargaba de cerrar todas las puertas. Era obsesivo de la seguridad. No sabemos si llegaron a robar algo porque no nos han dejado entrar todavía”, explicaron los familiares de la víctima.

En el grupo de Facebook de Penitenciarios Retirados de Mendoza se dieron varias muestras de dolor por la muerte de Burela.