La persecución concluyó frente a una estación de servicio en un tenso operativo para reducir a los maleantes.

 

Tres delincuentes armados protagonizaron este lunes un peligroso intento de huida por el macrocentro rosarino después de un robo a pocas cuadras de Bulevar Oroño. Después de abrir fuego contra los patrulleros que los seguían, los sospechosos se rindieron sobre Avenida Pellegrini antes de cruzar Francia hacia el oeste.

Voceros del Ministerio de Seguridad de Santa Fe indicaron que se trató de una “persecución controlada”, mientras que los testigos que estaban en el lugar indicaron que los balazos de los ladrones dieron contra vehículos estacionados. Algunas personas reaccionaron rápidamente al oír las detonaciones e incluso buscaron refugio debajo de los autos en esa cuadra.

Los detenidos bajaron con los brazos en alto de una Renault Kangoo gris. (@minsegsf)

El alarmante despliegue de las fuerzas provinciales incluyó a personal de la Policía Comunitaria, la Brigada Motorizada y la de Orden Urbano. Todos los móviles se concentraron en frenar la marcha de una Renault Kangoo gris que acabó arrinconada frente a una estación de GNC. “Los cercaron ahí, se bajaron con los brazos levantados y se tiraron al piso“, apuntó una playera.

Los uniformados incautaron municiones y parte del botín de la banda. (@minsegsf)

Otra empleada del establecimiento contó que inicialmente creían que los ruidos eran de caños de escape de motocicletas. Luego se enteraron de que la banda había asaltado un local en 9 de Julio al 2500 y que en el interior del utilitario había municiones junto con los elementos sustraídos.