Este lunes por la tarde el plantel que comanda Leonardo Madelón llegó a Guayaquil para esperar concentrado el duelo del próximo miércoles en el Atahualpa de Quito ante Independiente del Valle por la Copa Sudamericana

Después de viajar más de 5.000 kilómetros, el vuelo que trasladó al plantel de Unión desde Ezeiza llegó este lunes al aeropuerto de Guayaquil para esperar concentrado el compromiso del próximo miércoles, desde las 21.30 ante Independiente del Valle por la revancha de la Copa Sudamericana.

El grupo conformado por 23 futbolistas ya arribó al hotel y estaba previsto que entrene por la tarde de manera liviana. Justamente la idea es que el entrenador, Leonardo Madelón, ensaye con los 11 que saldrán a jugar en el estadio Atahualpa de Quito, a más de 2.700 metros sobre el nivel del mar.

En realidad la única dudas está en ofensiva, ya que de mitad de cancha para atrás la base está más que clara. La lógica indica que arriba estarían Franco Troyansky y Nicolás Mazzola, pero habrá que esperar a ver qué determina el DT. Más que nada, porque puede implementar algún retoque táctico.

Vale resaltar que el contingente viajará el mismo día del encuentro hacia la capital ecuatoriana, con seis horas de anticipación tal como lo indica la Conmebol. Justamente el club difundió a través de sus cuentas oficiales de redes sociales el momento en que Unión se instaló en su búnker.