Está en grave estado. La Justicia lo investiga por presuntos delitos de lavado de activos, tráfico de influencias y asociación ilícita en el caso Odebrecht.

La justicia peruana ordenó este martes la detención preliminar por 10 días del expresidente Alan García por los presuntos delitos de lavado de activos, tráfico de influencias y colusión en el marco del Caso Odebrecht, anunció el diario El Comercio en su página web. Cuando los policías lo fueron a arrestar el exmandatario se disparó en la cabeza.

Noticia en desarrollo