Un chofer murió esta madrugada tras ser baleado en Formosa y Casilda. Los taxistas lanzaron una medida de fuerza de 24 horas, a partir de las 6 de este jueves.

 

Un taxista fue asesinado este viernes a la madrugada en la zona noroeste de Rosario y desde los sindicatos que agrupan a peones y titulares, lanzaron, en repudio, un paro de 24 horas que rige desde las 6 de la mañana. En la zona de la terminal de ómnibus Mariano Moreno, choferes protestaban contra lo ocurrido.

El crimen ocurrió este viernes alrededor de la 1.30 de la mañana en Casilda y Formosa, frente al domicilio de un pasajero al que iba a buscar. La víctima de 61 años sufrió un balazo en el costado izquierdo del tórax.

Se recogió en la escena del crimen una vaina servida calibre 9 milímetros.

El presidente de Catiltar, una de las cámaras que agrupan a los titulares de licencias, José Iantosca, confirmó el paro desde las 6 de la mañana de este jueves hasta las 6 de las mañana del viernes.

En tanto en la terminal de ómnibus, taxistas bloqueaban la entrada y salida de colectivos. “Es el taxista número 11 que muere trabajando, nadie hace nada por nosotros, a cualquiera nos puede pasar”, se quejó Mirtha Lopez Mesina