“En el año del Centenario de la Universidad Nacional del Litoral, estamos realizando un esfuerzo muy importante para poner en valor la Manzana Histórica”, aseguró el rector Enrique Mammarella tras supervisar las tareas en las que la institución invierte más de 71,5 millones de pesos.

La obra, que se financia con fondos propios, apunta a jerarquizar este emblemático edificio declarado Monumento Histórico Nacional en 2017 (Ley 27.416) que alberga el Rectorado y la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales. “La primera etapa del proyecto, en actual ejecución, culminará en octubre, cuando la UNL celebre los 100 años su creación”, completó Mammarella para luego enfatizar: “Continuamos apostando al crecimiento de nuestra Universidad, preservando su historia y construyendo su futuro”.
En la recorrida, que se concretó este jueves por la mañana, el Rector estuvo acompañado por el intendente José Corral y tres ex rectores de la institución: el actual embajador argentino en Uruguay, Mario Barletta; el actual diputado nacional, Albor Cantard; y el actual director del Plan Maestro UNL, Miguel Irigoyen.

Orgullo, trabajo y proyección
“Como universitarios del Litoral sentimos mucho orgullo por la puesta en valor de la Manzana Histórica y por el valioso trabajo que las autoridades de la UNL están desarrollando”, aseguró el intendente José Corral y completó: “Estamos visitando el edificio junto con cuatro rectores que han asumido el compromiso de preservar este patrimonio arquitectónico de la ciudad, la región y el país”. En esta línea, el mandatario local valoró que se trata de “un edificio con mucho peso simbólico para la historia nacional. Sin ir más lejos, fue espacio de debate para nuestras constituciones. La Universidad Nacional del Litoral está cumpliendo 100 años. Su historia es tan importante como el futuro que está construyendo”.
Por su parte, Cantard sostuvo que “esta obra ha sido pensada a lo largo del tiempo. Implica mucho esfuerzo por parte de la Universidad. Se está desarrollando con mucha responsabilidad y, gracias a eso, tendremos el orgullo de ver la Manzana Histórica jerarquizada para el centenario de la UNL”.
Finalmente, Mario Barletta enfatizó: “La Universidad, su potente realidad, es también reflejo de lo que venimos desarrollando en la ciudad desde hace 12 años. Su actualidad tiene que ver con un trabajo responsable, planificado. Siempre es un orgullo regresar a la UNL. Me permite revivir tan buenos momentos de trabajo intenso, de los mejores equipos, de la continuidad de proyectos que son un símbolo en cuanto a la administración de lo público”.

Detalles
El proyecto completo implica la restauración de 4.958 m2 de la Manzana Histórica. Esta primera etapa abarca la cara sur del edificio donde se encuentra el ingreso principal a Rectorado. En total, serán 380 días de obras, durante los cuales se mantendrá la actividad administrativa y directiva de toda la Universidad.
Los rubros más destacados en ejecución actualmente son: restauración in situ de ornamentos que se encuentran en buen estado de conservación; toma de moldes in situ de los ornatos que deben ser repuestos; restauración de ornatos en taller que deben ser repuestos por copias dado su alto grado de deterioro; retiro de pinturas no originales sobre símil piedra y sobre rocas del basamento; reintegración de revoques símil piedra de muros; consolidación de revoques existentes a recuperar; recuperación de aberturas ; protección de cornisas con láminas de plomo.
Los trabajos, que se abordan de manera multidisciplinar para lograr atender a la complejidad de la edificación, comenzaron por la reparación de 2.572 m2 de tejas de cubierta y 2.386 m2 de revoques símil piedra, y continuarán por las galerías laterales. Para realizar estas tareas, se construyeron 2.405 m2 de andamios En el Patio Este del Rectorado de la UNL se construyeron los talleres, laboratorios y oficinas técnicas para el trabajo y manipulación de los materiales a utilizar en la restauración edilicia. En esta línea, cabe señalar que en la planificación de todo el proceso de trabajo se analizaron todos y cada uno de los componentes de los materiales originales empleados en la construcción del edificio, así como también todos las cantidades y proporciones utilizadas, para respetar hasta el mínimo detalle las técnicas constructivas originales en la puesta en valor de la Manzana Histórica de cara al centenario de la UNL.

Comunicación, educación y tecnología
Con el objetivo de concentrar sus áreas de comunicación, educación y tecnología, la UNL construyó un edificio de ocho pisos sobre calle 9 de Julio, entre Bulevar Pellegrini y Cándido Pujato. La obra, que será inaugurada en mayo próximo, demandó a la institución una inversión superior a los $85,9 millones. Tras supervisar las tareas de puesta en valor de la Manzana Histórica, las autoridades recorrieron la nueva Torre en la que próximamente comenzarán a funcionar LT10, Litus, FM La X, LT10 Digital, el Centro Multimedial de Educación a Distancia (Cemed) y la Dirección de Comunicación Institucional de la UNL.