Algunas horas antes del crimen de Mario Esusy, otro chofer fue víctima de un delincuente armado que se hizo pasar por un pasajero. La información se conoció este viernes, en medio del dolor y la bronca por el homicidio del tachero. 

Algunas horas antes del crimen del taxista Mario Esusy, otro chofer fue víctima de un delincuente armado que lo asaltó a punta de pistola. Esta vez no hubo un resultado fatal pero el hecho puso de manifiesto una vez más la inseguridad a la que se enfrentan los taxistas. La información se conoció este viernes, en medio del dolor y la bronca por el homicidio del tachero.

Según fuentes oficiales, este miércoles cerca de la medianoche un taxista llamó al 911 porque perdió toda la recaudación a manos de un ladrón que le apuntó con un arma de fuego Garibaldi al 3600 en la zona sur de la ciudad.

El tachero lo había levantado en San Martín y Ameghino pero cuando llegó al destino indicado, el falso pasajero descubrió un arma y lo amenazó. Huyó con la recaudación y otros efectos personales.

Unas horas más temprano, ese mismo jueves pero a la 1.30 de la madrugada, Mario Esusy fue asesinado en un intento de robo. El crimen provocó bronca e indignación entre los taxistas que lanzaron un paro de 24 horas y bloquearon el ingreso y egreso de micros de la Terminal de Ómnibus Mariano Moreno.