La crisis golpea también turismo. Los hoteles de la ciudad se ocuparon en un 66 por ciento. El año pasado habían alcanzado el 100 y muchos turistas habían tenido que buscar alternativas en lugares como Victoria o San Lorenzo

La ocupación hotelera en Rosario durante el fin de semana largo por Semana Santa fue del 66 por ciento de la capacidad de alojamiento de la ciudad. La cifra implica una baja en relación a la misma fecha del año pasado. En 2018 fueron cinco días de corrido por la unión con el feriado en homenaje a los veteranos y caídos en Malvinas y según el Ente de Turismo de Rosario (Etur) el 100 por ciento de los hoteles de la ciudad se llenaron de turistas. Incluso, muchas personas tuvieron que buscar hospedaje en otras localidades. Un año después el panorama fue distinto y la crisis se sintió fuerte. En todo el país hubo una caída del 15 por ciento del movimiento turístico en relación al 2018.

La crisis este año golpeó fuerte al turismo y los cuatro días de Semana Santa no alcanzaron para que las y los turistas elijan a Rosario como destino, al menos no como en años anteriores. Según la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica (Aehgar) la capacidad hotelera de la ciudad estuvo ocupada en un 66 por ciento. Lejos quedó el 100 por ciento informado por el Etur en 2018 cuando la hotelería registró una ocupación plena y hubo que derivar turistas a ciudades vecinas como San Lorenzo y Victoria.

Según Ofelia Polito de Aehgar, el promedio de reservas llegó al 66 por ciento. La mayor cantidad de turistas llegan desde Buenos Aires y la situación económica pudo ser un factor para recortar en gastos como la escapada de Semana Santa. Los hoteles 5 estrellas alcanzaron el 65 por ciento de ocupación, los de 4 llegaron al 70, los de 3 fueron del 58 y 1, 2 se ocuparon en un 47 por ciento. Además, los apart hoteles tuvieron una ocupación del 77 por ciento. “En comparación con el año pasado tenemos un 10 por ciento menos de ocupación en los hoteles 4 estrellas, que había llegado al 80 por ciento”, dijo Polito a El Ciudadano.

Caída a nivel nacional
La Secretaría de Turismo de la Nación informó que 1,6 millones de personas se movilizaron a distintos puntos del país con motivo del fin de semana largo de Semana Santa. La cifra representa casi un millón menos que hace un año, cuando el fin de semana de cinco días movilizó a más de dos millones de turistas. De un año a otro, la caída fue del 15 por ciento.

Para las autoridades, el impacto económico de este fin de semana largo es del orden de los 6100 millones de pesos. Los principales destinos turísticos fueron la costa atlántica, Tandil, las sierras de Córdoba y Salta. El Jueves Santo se llegó a registrar un movimiento de casi 2700 vehículos por hora en el peaje hacia la costa.

Desde el gobierno Nacional compararon los números con los de 2017 y consideraron la cifra de 2018 una excepción. De todos modos, fue después de Semana Santa de 2018 cuando comenzó la corrida del dólar, que depreció salarios casi a la mitad de su poder adquisitivo. “Por el feriado de Semana Santa se movilizaron por todo el país 1.574.446 turistas, un 7,4 por ciento más con respecto al mismo fin de semana del 2017”, apuntó el Jefe de Gabinete Marcos Peña por Facebook.