La familia siempre ha sido una prioridad para Anders Holch Povlsen, de 46 años, el hombre más rico de Dinamarca y socio mayoritario de la famosa tienda online ASOS. Para él era habitual desconectar y quedarse junto a su esposa Anne y sus cuatro hijos Alma, Agnes, Astrid y Alfred en la finca Constantinsborg que poseen a las afueras de Aarhus.

Esta idílica imagen ya no podrá repetirse porque el destino ha querido azotar al empresario danés con el golpe más duro. El matrimonio ha perdido a tres de sus cuatro hijos en los atentados de Sri Lanka acontecidos este domingo, en los que ya han fallecido 290 personas.

Y todo se vino abajo
Hace solo cuatro días, una de las hijas, Alma, compartía una tierna imagen con dos de sus hermanas al borde de una piscina. La familia estaba de vacaciones en el hotel Shangri-La, en Colombo, donde disfrutaron de la naturaleza y el buen tiempo. Hasta que la matanza truncó su felicidad junto a la de centenares de personas.

El Domingo de Resurrección ocho explosiones detonaron en cuatro establecimientos hoteleros y tres iglesias, principalmente en Colombo, la ciudad que la familia danesa había elegido para su escapada de Semana Santa. “Puedo confirmar que han muerto tres niños. No tenemos nada más que añadir y pedimos respeto para la familia en estos momentos”, ha dicho Jesper Stubkier, jefe de comunicación de Bestseller. El matrimonio ha solicitado que los dejen llorar en privado. De momento, el Instagram de Alma se ha erigido en un obituario improvisado en el que decenas de seguidores conmocionados por la noticia están dejando su pésame.

Los atentados han causado al menos 290 muertos, decenas de ellos extranjeros, y más de 500 heridos. El Gobierno, que había recibido un aviso del jefe de la Policía sobre posibles atentados contra iglesias 10 días antes, ha anunciado 13 detenciones y ha apuntado a extremistas religiosos como autores de la masacre. Seis de los ataques fueron perpetrados por siete terroristas suicidas que se hicieron estallar entre la multitud, según han confirmado este lunes las autoridades.

Conmoción en Dinamarca
Anders Holch Povlsen ha apoyado durante muchos años al piloto de carreras danés Kevin Magnussen. El año pasado la marca de ropa Jack & Jones, que pertenece al grupo de Bestseller, se convirtió en patrocinador oficial del deportista. Magnussen compartió el lunes una imagen en negro con tres A y un corazón roto en Twitter, las iniciales de los niños que han fallecido en el atentado. De hecho, en casa de los Holch Povlsen todos los nombres empiezan por A.

“Nuestros corazones están destrozados y nuestros pensamientos están con Anders & Anne, amigos, familiares y todos los afectados por los trágicos eventos en Sri Lanka este fin de semana”, ha escrito el equipo profesional de Counter Strike, también patrocinado por Jack & Jones.