Para ello introdujo en el nomenclador modificaciones bajo el Programa de Salud Sexual integral, para garantizar aquellos derechos que protegen la libertad y autonomía, vinculadas a elegir métodos anticonceptivos seguros.

El Instituto Autárquico Provincial de Obra Social (Iapos) incluyó en sus prestaciones las prácticas y tratamientos vinculados a la salud reproductiva y la procreación responsable, en el marco del Programa de Salud Sexual Integral.
A partir de ahora, los beneficios que brinda la obra social se enmarcan en dar cumplimiento a aquellos derechos que protegen la libertad y autonomía vinculadas a la posibilidad de elegir métodos anticonceptivos seguros, con el fin de promover la procreación responsable y la planificación familiar.

Para ello se especifica la cobertura de diferentes métodos anticonceptivos, garantizando la libertad de decidir sobre el método adecuado que se ajuste a los hábitos y proyectos de la mujer y la pareja.

La directora de Iapos, Soledad Rodríguez, manifestó que “todas las personas tenemos derecho a decidir tener hijos o no, la cantidad y el espaciamiento entre ellos. Lo que hacemos es garantizar la libertad de decidir sobre el método adecuado que se ajuste a los hábitos, cuerpo y proyectos de la mujer”.

Como anticonceptivo externo se incluye en la cobertura, bajo la modalidad de reintegros, a los dispositivos intrauterinos de cobre (DIU), como así también los métodos de barrera como los diafragmas y los preservativos. En el caso de los dos primeros, se contempla el costo de colocación.
“Estos métodos son reversibles, de los más eficaces y tienen la gran ventaja de que pueden quitarse cuando la mujer decide quedar embarazada”, explicó Rodríguez.

Asimismo, los métodos de anticoncepción quirúrgicos, denominados ligadura de trompas de falopio (Lisis Tubaria) para mujeres y ligadura de conductos deferentes o vasectomía para los hombres, se encuentran incluidos dentro de las prestaciones de la obra social y su autorización se realiza de manera online desde los centros asistenciales que brinden dichas prácticas.

Uno de los puntos centrales de esta modificación es que la obra social da forma y protocolo a la atención integral de la interrupción de la gestación para los casos estipulados por ley e incluye tanto la interrupción medicamentosa como la quirúrgica. “Lo que estamos permitiendo es que la mujer pueda acceder a información y asistencia del profesional con el que usualmente consulta y se atiende. Esto da seguridad y confianza ante la necesidad de finalizar el embarazo”, sostuvo la directora de Iapos.

En lo que respecta a la anticoncepción oral, se garantiza el 100% de cobertura en anticonceptivos elaborados en el Laboratorio Industrial Farmacéutico de la provincia (LIF) a través de todas las farmacias adheridas. “El precio de las píldoras, hoy, es una erogación significativa y por eso es importante que las afiliadas sepan que tienen derecho y pueden pedir en su farmacia de confianza pastillas totalmente gratuitas”, añadió Rodríguez.

En caso de elegirse una marca u otra droga específica, la cobertura alcanzará un porcentaje; y cuando, por razones médicas fundadas, las afiliadas deban tomar otro tipo de medicación anticonceptiva, podrán requerir la misma como beneficio de excepción con cobertura al 100%, adjuntando toda la documentación respaldatoria por medio del sistema farmacéutico.

Esta concepción de la salud reproductiva supone el derecho de las personas a elegir métodos anticonceptivos seguros, eficaces, asequibles y aceptables; y de tener acceso a servicios de salud apropiados que permitan embarazos y partos sin riesgos y den a las personas las máximas posibilidades de tener hijos sanos.

SOBRE LOS RECIÉN NACIDOS
Asimismo, se formaliza el módulo de alta conjunta que propone al sanatorio y sus equipos profesionales; la realización de todos los chequeos y screening del recién nacido antes del alta, reportándolos en forma temprana al Ministerio de Salud y a la obra social, si existiesen resultados alterados, a los fines de poder realizar el tratamiento adecuado en el recién nacido y evitar efectos irreversibles de enfermedades congénitas, si no se pesquisan y tratan a tiempo.