El intendente santafesino criticó al socialismo por denunciar un plan desestabilizador con “intencionalidad política” detrás de la ola delictiva en Rosario.
Horas después de la grave denuncia que hizo el gobernador Miguel Lifschitz sobre una saga de delitos con “intencionalidad política” en Rosario, el intendente José Corral advirtió este lunes sobre los dichos del mandatario: “Esto no puede quedar en un simple comentario al pasar“.

Si bien el mandatario no mencionó a ningún partido o espacio como responsable de instigar robos y ataques a balazos a menos de una semana de las primarias en la provincia, el precandidato macrista no dudó en hacerse eco de lo que podian implicar esas declaraciones en campaña. “Esperemos que el gobernador, Antonio Bonfatti y los demás candidatos del Frente Progresista pongan a disposición las pruebas y los nombres de los involucrados en semejante acusación”, reclamó.

El dirigente de la Unión Cívica Radical (UCR) ocupó buena parte de su agenda del día en acompañar a Elisa Carrió en una serie de actividades en la Cuna de la Bandera y también en Armstrong. De hecho, Lilita había picado en punta en el cruce de acusaciones al mediodía, cuando sostuvo que votar al socialismo es “votar a ‘Los Monos’”.

Después de la conferencia que encabezó Lifschitz, Corral anunció que se contactó con la ministra de Seguridad de la Nación Patricia Bullrich para pedir que esclarezca los hechos a los que aludió el ex intendente rosarino. “Ella pone a disposición el mejor equipo de Gendarmería para que se investigue a la organización que busca perjudicar electoralmente a su partido”, afirmó el representante de Cambiemos.