La causa surgió a partir de una denuncia radicada por el titular del sindicato, Jorge Hoffmann. Los procedimientos fueron ordenados por los fiscales Urquiza y Lazzarini y se concretaron en varios domicilios del centro de la ciudad.

La PDI realizó en la mañana de este martes diferentes allanamientos en el marco de una causa por defraudación y estafa que investigan los fiscales Urquiza y Lazzarini y que tendría como damnificadas a ATE Santa Fe y a su mutual, ATEM. La maniobra ilícita fue denunciada por el titular de la entidad, Jorge Hoffmann, y el desfalco superaría los 20 millones de pesos.

Los domicilios allanados son la oficina de un estudio contable en la torre III de Puerto Amarras y tres viviendas, dos de ellas ubicadas en zona céntrica de la ciudad -una en Las Heras y Crespo y otra en San Martín al 3700- y la restante en Juan del Campillo al 2700, barrio Fomento 9 de Julio.

Hasta el momento hay tres personas aprehendidas, pero aún hay un sospechoso prófugo que es buscado y podría ser detenido en las próximas horas.