La baja rentabilidad y los altos costos son los principales reclamos de los productores de Entre Ríos, Neuquén y Río Negro al ministro Dante Sica. Realizan un “Frutazo” de protesta en Capital Federal.


Luego de algunas demoras para ingresar a Capital Federal con los cajones llenos de naranjas y mandarinas, comenzó pasadas las 9:30 el denominado “Frutazo” que une, en una misma protesta, a productores frutícolas de las dos regiones más importantes del sector.

Las denominadas economías regionales de Entre Ríos (Chajarí, Federación, Concordia y el sur correntino) como los de Río Negro y Neuquén están en Plaza de Mayo.

“Vinimos con 10 mil kilos de fruta para regalarlas a los que transiten por la plaza, frente a la Casa Rosada. Es una actividad completamente pacífica”, recalcó el expresidente y hoy tesorero de la Federación del Citrus de Entre Ríos, Fernando Borgo, en diálogo con El Entre Ríos.

El de Federación es uno de los tantos productores de la región del noreste argentino que se sumaron al reclamo frutihortícola de este martes. La baja rentabilidad que, en algunos lugares, pone en jaque la actividad, por un lado; y los altos costos, por el otro; son los principales problemas que quieren hacer visible con el “frutazo”.

El objetivo más urgente de la acción es conseguir una respuesta concreta a la serie de petitorios presentados por los productores ante Dante Sica, titular del Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación. Los productores también esperan conseguir el apoyo de senadores y diputados nacionales.