Autoridades del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires realizaron una visita para conocer la metodología de trabajo y las tecnologías aplicadas para la construcción de edificios carcelarios.

Funcionarios de la División de Infraestructura Penitenciaria y Judicial del Ministerio de Justicia de Buenos Aires visitaron dependencias del Servicio Penitenciario de la provincia de Santa Fe con el objeto de conocer las metodologías y tecnologías aplicadas a la construcción de edificios carcelarios y a la disminución de reclusos en comisarías.

El ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, destacó que “desde que el gobernador Miguel Lifschitz nos encomendó la responsabilidad de conducir el Ministerio, tenemos como premisa que los policías estén en la calle patrullando y cuidando a los vecinos de toda la provincia y que los presos estén en las cárceles, cuidados por el Servicio Penitenciario”.

Por su parte, el subsecretario de Asuntos Penitenciarios, Juan Manuel Martínez Saliba, explicó que la visita de autoridades del Servicio Penitenciario bonaerense “fue solicitada por ese organismo para observar diferentes aspectos, tanto en la construcción como en las formas de llevar adelante el trabajo. Además, nos consultaron cómo es el trabajo para traspasar a reclusos de las comisarías”.

En tanto, el funcionario de la dirección de Infraestructura Penitenciaria y Judicial, dependiente del Ministerio de Justicia de Buenos Aires, Diego Cremaschi, aseguró que “la idea era conocer las analogías y similitudes que tenían ambas provincias. La tecnología adoptada en Santa Fe es el sistema premoldeado y, en Buenos Aires, estamos empezando con las primeras experiencias, así que siempre se puede aprender y trabajar de manera conjunta”.

POLÍTICA DE ESTADO

La visita de funcionarios del Ministerio de Seguridad bonaerense se suma a las realizadas anteriormente por autoridades de otras provincias, como Mendoza y Entre Ríos, con el objeto de tomar como ejemplo la gestión de la política de Estado.

En Santa Fe, con el apoyo del plan de obras públicas puesto en marcha por el gobernador Miguel Lifschitz, se trabaja en materia de infraestructura para contrarrestar la problemática de sobrepoblación carcelaria, situación que sufren distintos penales del país, y sus consecuencias para los internos.

En ese sentido, el Ministerio de Seguridad de la provincia priorizó el traslado de los presos de las comisarías al Servicio Penitenciario logrando de esta manera, que 94% de los detenidos se encuentren alojados en establecimientos carcelarios, a diferencia de otras provincias.