La sentencia fue resuelta por unanimidad en el marco de un juicio oral que finalizó hoy en los tribunales de la ciudad de Santa Fe. El condenado es Oscar Horacio Ledesma de 43 años, a quien se le impuso también la prisión preventiva. Los fiscales Alejandra Del Río Ayala y Matías Broggi representaron al MPA en el debate.

Un hombre de 43 años identificado como Oscar Horacio Ledesma fue condenado a 16 años de prisión por ser autor de delitos contra la integridad sexual de la hija –menor de edad, al momento de los ilícitos– de su expareja, cometidos en la ciudad de Santa Fe. La sentencia fue resuelta por unanimidad por el tribunal compuesto por los jueces Sandra Valenti (presidenta); Pablo Busaniche y Eduardo Pocoví en el marco de un juicio oral que finalizó hoy en los tribunales de la capital provincia.

La fiscal que investigó los ilícitos es Alejandra Del Río Ayala, quien en el debate estuvo acompañada por el fiscal Matías Broggi.

Ledesma fue condenado como autor penalmente responsable del delito de abuso sexual con acceso carnal agravado (por la guarda y convivencia) en concurso ideal con promoción a la corrupción de menores agravado (por la guarda, convivencia y violencia).

Además, los magistrados dispusieron la inmediata prisión preventiva del condenado. “Desde la Fiscalía solicitamos la medida cautelar y el tribunal decidió imponerla”, señalaron los fiscales luego de la audiencia, y agregaron que “de esta manera, una persona que llegó al juicio en estado de libertad, quedó detenida en carácter de prisión preventiva hasta que se confirme la condena”.

La pena

Los fiscales Del Río Ayala y Broggi valoraron la decisión del tribunal y que la condena haya sido resuelta por unanimidad. En tal sentido, destacaron que “los jueces decidieron la condena de Ledesma por los mismos delitos por los que lo habíamos acusado”.

“En relación al monto de la pena, si bien habíamos solicitado 17 años de prisión, estamos muy conformes con lo resuelto por el tribunal”, expresaron los funcionarios del MPA.

Convivencia y abuso

En relación a los hechos, la fiscal Del Río Ayala detalló que “los ilícitos fueron cometidos en 2010, en el marco de la situación de convivencia que mantuvieron la víctima y el condenado, ya que la niña –en ese momento, en edad escolar– es la hija de quien era la pareja de Ledesma”. En tal sentido, la funcionaria del MPA agregó que “el delito se reiteró en diversas oportunidades y durante aproximadamente cuatro meses mientras el acusado estaba a cargo del cuidado de la niña. En algunas circunstancias, Ledesma también golpeó a la menor y la amenazó con matar a la mamá, siempre con el objetivo de neutralizar la resistencia de su víctima”.