Unión quedó eliminado de la Copa Argentina tras perder frente a Barracas Central, que viene de ascender a la “B” Nacional, con un tanto de Luciano Romero, con complicidad de Nereo Fernández, a los 13′ del primer tiempo.

Unión sufrió un nuevo tropezón tras quedar eliminado en la Copa Argentina. El equipo de Leonardo Madelón perdió 1-0 frente a Barracas Central, equipo que viene de ascender a la “B” Nacional, por los 32avos de final. Luciano Romero, a los 13′, tras un error garrafal de Nereo Fernández, estableció el único tanto del encuentro.

De esta manera, el Tate ahora solo le queda por delante la Copa de la Superliga, donde chocará con Tigre, ya que quedó también venía de quedar eliminado de la Copa Sudamericana, en el primer certamen internacional que disputó en su historia.

Leonardo Madelón tuvo que meter mano en el equipo, ya que no pudo contar con el suspendido Nelson Acevedo (también está lesionado) y Diego Zabala, quien tuvo un inconveniente muscular antes del encuentro y ni siquiera fue al banco. Sus lugares fueron ocupados por Javier Méndez y Lucas Ríos, respectivamente.

Unión salió decidido a llevarse por delante a su rival y marcarle las claras diferencias de jerarquías, pero tras un arranque donde sometió a su rival, llegó a los 13′ el baldazo de agua fría, del cual le costó reponerse.

Llegó un centro al área que reclamaba una intervención con mucha autoridad de Nereo Fernández, pero el arquero sobró la situación, Luciano Romero le ganó la pelota, y de mediavuelta puso el sorpresivo 1-0. Algunos jugadores reclamaron tímidamente infracción, pero no quedaron dudas que fue un error garrafal del capitán rojiblanco.

Recién a los 27′ Unión pudo vulnerar el férreo sistema defensivo del conjunto del ascenso, y tras una jugada por la derecha, la pelota le cayó a Maxi Cuadra, quien se acomodó y sacó desde una posición inmejorable un remate que se fue muy cerca del palo derecho de Elías Gómez.

En los minutos que le siguieron al primer tiempo Barracas se ocupó de controlar a Unión, de cortarle todos sus circuitos defensivos y apostar por los contragolpes. Justamente por esa vía estuvo muy cerca de convertir el segundo con una gran jugada de Fernando Valenzuela, quien sacó un potente remate que esta vez encontró una gran respuesta de Nereo para mandarla al córner.

La reacción no alcanzó

Desde los primeros instantes del complemento el Tate salió decidido a buscar el empate y metió a Barracas en su área. Sin embargo, recién a los 10′ tuvo una clara, con una gran jugada que nació por la izquierda, el centro le llegó otra vez a Cuadra, quien llegó exigido y la mandó muy por arriba del arco del conjunto bonaerense.

Luego la volvió a tener el Tate con una pelota que llegó al corazón del área chica, donde Nicolás Mazzola se demoró en definir y un defensor lo anticipó y despejó el peligro.

Madelón intentó cambiar el rumbo con los cambios ofensivos que metió pero no hubo caso, ya que Franco Troyansky, Augusto Lotti y Darío Bottinelli tampoco fueron la solución para encontrar los caminos y vulnerar a un rival que está jugando en dos categorías más abajo.

Solo se rescata un cabezazo de Yeimar Gómez Andrade que se fue muy cerca del palo derecho, y un remate de Troyansky que también se fue besando el mismo caño defendido por un seguro Elías Gómez.

El Tate tuvo un debut y despedida en la Copa Argentina, donde recibió un duro golpe de un equipo del ascenso, que con muy poco le alcanzó para doblegarlo. Madelón deberá trabajar mucho en los días previos a la serie ante Tigre por la Copa de la Superliga que arrancará el próximo lunes, ya que su equipo dejó una muy mala imagen y si la repite en el otro torneo tendrá unas rápidas vacaciones.