La madre de Máxima de Holanda, María del Carmen Cerruti, ha acompañado en esta ocasión a la familia real holandesa, que ha coincidido con Constantino y Ana María de Grecia.


Que la familia real holandesa sea protestante no ha impedido a los reyes Guillermo Alejandro I y Máxima aprovechar la excusa de la Pascua Ortodoxa para poner rumbo a Grecia y disfrutar de una semana de vacaciones en el Mediterráneo. Este sábado, apenas unas horas después de celebrar en Utrecht el Día del Rey, los Reyes de Países Bajos y sus tres hijas volaron a Spetses, una isla cercana al pueblo de Doroufi donde los Orange poseen una casa de verano, para festejar en la intimidad el 52º cumpleaños del rey Guillermo Alejandro I. Esa misma noche, se unieron a la familia real griega para asistir como tienen por costumbre hacer desde hace algunos años a la misa de Pascua, que los fieles ortodoxos celebran una semana después que el resto de los creyentes cristianos.

En una serie de fotografías filtradas en las redes sociales, se ve a los reyes Guillermo Alejandro I y Máxima de Holanda en compañía de Constantino y Ana María de Grecia en la iglesia de San Nicolás de Spetses, sosteniendo poco antes de la medianoche las tradicionales velas con las que los ortodoxos celebran la llegada de esta fiesta.

A continuación, se sabe que la familia real holandesa celebró en un restaurante de la isla el cumpleaños del rey holandés, quien sopló las velas en una tarta de chocolate decorada con la bandera de Países Bajos mientras la clientela del local entonaba el cumpleaños feliz. Según revelaba ayer en su cuenta de Twitter el corresponsal de realeza Rick Evers, en la fiesta también se encontraba la madre de la reina Máxima, María del Carmen Cerruti.

Constantino y Ana María de Grecia poseen una casa de vacaciones en Porto Heli, cerca de Spetses, y son buenos amigos de los reyes holandeses. De hecho, Guillermo Alejandro I y Máxima de Holanda se encapricharon de la península del Peloponeso durante la boda de Nicolás de Grecia y Tatiana Blatnik, a la que asistieron en 2009 precisamente en Spetses.

En esta idílica isla griega veranean también los príncipes Pablo y Marie Chantal de Grecia, con quienes la relación de los Reyes de Países Bajos es especialmente estrecha. En 2017, por ejemplo, vimos a Máxima de Holanda asistir al cumpleaños que la princesa Olympia, hija de los príncipes griegos, celebró en los Cotswolds. No hay que olvidar además que el antiguo Rey de Grecia es uno de los padrinos del príncipe Constantino, hermano del actual monarca holandés, por lo que el vínculo entre las dos familias viene de lejos.