Crece el escándalo: el juez, la diputada y la parlamentaria están implicados en la megacausa por espionaje ilegal que involucra al falso abogado D’Alessio y sus extorsiones para implicar al gobierno anterior en causas judiciales.


El juez de Dolores Alejo Ramos Padilla aseguró que en la causa por espionaje ilegal que lleva adelante están imputados el juez federal Claudio Bonadio, la diputada Nacional y líder de la Coalición Cívica Elisa Carrió y la parlamentaria del Mercosur, Mariana Zuvic.

Finalmente, el juez rechazó la causa que le remitiera por conexidad su par federal porteño Luis Rodríguez, relacionada con un supuesto “armado” del expediente que tramita en Dolores para neutralizar la causa por las fotocopias de los cuadernos, que lleva adelante el juez Claudio Bonadio.

Ramos Padilla rechazó el expediente porque él mismo es uno de los denunciados, de modo que no podría investigarse a sí mismo. No obstante, en esa resolución el juez de Dolores dejó asentado que en su causa “se encuentran imputados, querellados y/o detenidos entre otros, Marcelo D’Alessio, Ricardo Bogoliuk, Aníbal Degastaldi, Carlos Stornelli, Claudio Bonadio, Elisa Carrió, Paula Oliveto y Mariana Zuvic, sin que ello implique ningún análisis de mérito sobre su responsabilidad”.

El fiscal federal Guillermo Marijuan le pidió al juez de Dolores por medio del cual le exigió dejar de investigar la denominada “Operación Natacha Jaitt”, en el marco de la causa que tiene como protagonistas a Marcelo D’Alessio y Carlos Stornelli.

Ramos Padilla tiene procesado, con prisión preventiva al falso abogado Marcelo D’Alessio en la causa por extorsión. Cuando el juez ordenó allanar la casa del falso abogado encontró una gran cantidad de informes de inteligencia, entre ellos uno que hacía referencia a la “Operación Jaitt” y su presencia en el programa de Mirtha Legrand.

También Ramos Padilla, investiga los vínculos del operador judicial Marcelo D’Alessio con el Ministerio de Seguridad, a cargo de Patricia Bullrich, así como las comunicaciones que pudieron haber mantenido ambos.

En una serie de medidas de pruebas encargado por el Juzgado se dirige la investigación hacia esa línea, luego de que la propia funcionaria nacional reconociera haber mantenido contactos con el detenido falso abogado vinculado a cuestiones de narcotráfico.

El magistrado encargó que se verifique en el equipo celular de D’Alessio si existieron comunicaciones con el contacto agendado como “Patricia Bullrich S6” así como del historial de WhatsApp.

Además, Ramos Padilla reclamó al propio Ministerio de Seguridad determinar si del registro de ingresos y egresos a su dependencia en alguna oportunidad existió la visita del detenido.