La decisión se enmarca en la política de avanzar en la instalación de micromedidores de consumo domiciliarios.

La empresa del estatal Aguas Santafesinas (ASSA) simplificó los requisitos para que los consorcios puedan solicitar el consumo medido de agua potable y, de este modo, contar con una facturación unificada para todas las unidades. La decisión se enmarca en la política de avanzar en la instalación de micromedidores de consumo domiciliarios, que apunta a lograr equidad en el pago del servicio y un uso racional del recurso de agua potable.

Los requerimientos vigentes de ASSA establecen que la solicitud de micromedición para una propiedad horizontal (edificio, pasillo, etc.) deberá ser aprobada por asamblea del consorcio, con la conformidad de los consorcistas. Además, el solicitante deberá presentar plano de instalaciones internas, según corresponda, o croquis con la ubicación de las conexiones del inmueble. En caso de no existir dichos elementos, esto deberá ser indicado expresamente, a fin de programar una inspección interna de las instalaciones por parte de Aguas.

De este modo, se allana el camino para la instalación de medidores de agua potable en el ingreso a los edificios desde la red pública y así se emite al consorcio una única factura por el consumo, en lugar de la facturación individual por superficie de cada unidad.

Los requisitos para los consorcios pueden consultarse en la página web de Aguas Santafesinas.

INSTALACIÓN DE MEDIDORES

Desde 2017, Aguas ha instalado 46.000 micromedidores en las 15 ciudades que forman parte del área de servicio de la empresa, que se sumaron a los 145.000 ya existentes. Además, los usuarios tienen la posibilidad de solicitar la instalación de un medidor en su inmueble, por el que se deberá abonar un cargo hasta en tres cuotas.

CONSUMO RESPONSABLE

Para el cuidado y uso racional del agua potable, Aguas Santafesinas recomienda:
>> Verificar que no existan pérdidas en las instalaciones internas (tanques, depósitos de inodoros, canillas y cañerías) ya que pueden representar una diferencia importante en su factura

>> Controlar la evolución de los consumos, verificando que el medidor no marque mientras no hay canillas abiertas

>> Hacer un seguimiento de las instancias posteriores a la instalación del medidor para detectar tempranamente posibles pérdidas no verificadas previamente, ya que esto puede distorsionar el consumo real del domicilio

Asimismo, desde ASSA recuerdan que está prohibida la colocación de bombas succionadoras directas a red, que pueden distorsionar también los consumos. Lo correcto es instalar una cisterna de prereserva desde donde se eleve el agua al tanque.