La obra tiene un 85% de avance y los trabajadores calculaban que entre 9 meses y un año terminarían la obra.

 

Este viernes se realizó una audiencia en el Ministerio de Trabajo en el que participaron las partes involucradas en el conflicto por la paralización de las torres del plan Procrear. Cerca de ochenta trabajadores se encuentran sin trabajo.

Fabián, delegado de los trabajadores, aseguró que se encuentran “en el medio” del “tire y afloje” entre la empresa constructora que pretende continuar con la obra y la entidad financiera, que insiste en rescindir el contrato a los obreros.

Cabe recordar que, en la última sesión de concejales, el edil Franco Ponce de León presentó un pedido de informe sobre la paralización del proyecto en el Parque Federal. “Las torres tienen un importante estado de avance de obra. Los propios empleados y dirigentes gremiales han denunciado el vaciamiento y retiro de materiales por parte de la contratista RIVA SA.; por eso le estamos solicitamos al municipio, que, prontamente verifique tal situación, y las causas que la han desencadenado”, dijo.

“No hay hasta el momento información fehaciente de las causas de la paralización de las tareas; lo único que se puede comprobar en la falta de materiales para la continuación de las mismas. No han llegado hasta el momento telegramas de despido al personal que se encuentra registrado. Esta situación de incertidumbre se vive desde hace varios días, y ha sorprendido tanto a los trabajadores, como a sus delegados gremiales”, reclamó el concejal.

Los representantes de la firma aducen imposibilidad para cumplir con el pago de la jornada laboral. La obra tiene un 85% de avance y los trabajadores calculaban que entre 9 meses y un año terminarían la obra.