El delegado Regional de UATRE Venado Tuerto, Juan Flaherty confirmó a Venado 24 que el anciano de 91 años rescatado el viernes en un campo local, hacía cerca de 12 años que vivía en esas condiciones. Además precisó que desde el gremio realizaron la denuncia el último 18 de febrero.

Al respecto, evitando dar precisiones, debido a que el caso está en manos de la Justicia Federal, Flaherty relató que recibieron un llamado anónimo que daba cuenta de la situación en la que vivía esta persona. De este modo rápidamente llevaron a cabo conjuntamente con RENATRE la inspección correspondiente en el establecimiento agropecuario y trasladaron la denuncia a la delegación local del Ministerio de Trabajo.

Interior de la vivienda
Consultado por la demora en el rescate del anciano del lugar, el representante gremial, respondió: “Nosotros tenemos todas las actas que demuestran la realización de las inspecciones correspondientes, pero luego el caso lo tomó la Justicia Federal de Rosario (denunciado por la delegación del Ministerio de Trabajo) y habrán realizado distintas averiguaciones hasta decidir el allanamiento del viernes”.

Al respecto cabe recordar que luego que el Juez Federal de Rosario, Carlos Vera Barros, trasladará el oficio a principio de este mes al fiscal del Juzgado Federal de Venado, Arzubi Calvo, éste último ordenó el allanamiento bajo por presunta trata de persona al establecimiento el viernes por la tarde. En el mismo participaron personal de la Unidad de Investigaciones y Procedimientos Judiciales “Venado Tuerto” de la Gendarmería Nacional Argentina, la Agencia de Investigación sobre Trata de Personas de la PDI y con la colaboración de la Dirección de Políticas para Adultos Mayores de la Municipalidad de Venado Tuerto

“El hombre se encontraba en condiciones infrahumanas, vivía en una casa con piso de tierra, paredes sin revocar y tenía un precario baño afuera”, detalló.

A su vez contó que en la entrevista mantenida con el anciano, éste les contó que estaba en el lugar desde hace 12 años (llegó desde una provincia del norte) aproximadamente, y que era consciente de la situación en la que vivía. “Él nos decía que permanecía allí porque quería cobrar todo lo que le debía el patrón”, agregó.

De todos modos, tal como trascendió ayer la víctima trabajaba en la cría ovina y avícola, a la vez que era cuidador del campo y recibía una remuneración de $200 mensuales. “Además el encargado del establecimiento lo llevaba a cobrar su jubilación a un banco de Venado y después se la quedaba. No sabemos si luego se la iba entregando”, acotó Flaherty.

Por otra parte, el delegado de UATRE, insistió con conservar los nombres del o las personas que explotaban al anciano (hasta que la justicia defina lo contrario) y solo aclaró que en establecimiento agropecuario vivía un hombre que habitaba otra casa en el lugar pero que no podía precisar si era el propietario.

Finalmente, consultado por la ubicación del campo, respondió que no tenía en su poder en estos momentos las actas correspondientes (la entrevista se realizó hoy sábado) que se encuentran en la sede de UATRE, pero que “queda casi sobre la ruta 8 en cercanía del cruce con la ruta provincial 14”.