Se le secuestró una pistola calibre 32, con cuatro cartuchos en el cargador y un revólver calibre 32, con cuatro cartuchos.

Este lunes por la mañana, efectivos de la Policía Comunitaria de barrio Centenario, que realizaban patrullajes preventivos por el barrio, notaron que un joven arrojó elementos en un cantero y se dio a la fuga al ver el móvil policial.

En ese momento, los policías alcanzaron al joven y verificaron la zona, donde encontraron dos armas de fuego: una pistola calibre 32, con cuatro cartuchos en el cargador y un revólver calibre 32, con cuatro cartuchos.

El joven, identificado como I.L.C de 17 años, fue trasladado a la comisaría más cercana y puesto a disposición del juzgado de menores.