En su primer mes de existencia, los cuatro galpones ubicados sobre la costa central de Rosario fueron visitados por miles de ciudadanos que disfrutaron y participaron de múltiples propuestas.

La Franja del Río cumplió un mes de funcionamiento, treinta días en los que miles de personas de todas las edades se acercaron a conocer las propuestas que se ofrecen en el nuevo territorio cultural ubicado sobre la costa central de Rosario, sobre el Parque Nacional a la Bandera, a orillas del río Paraná.

Los galpones conocidos por los números 11, 13, 15 y 17 dependientes del Gobierno de la Provincia de Santa Fe y la Municipalidad de Rosario, recibieron ya a miles de ciudadanos que no sólo estuvieron de paso sino que han adoptado las campañas, propuestas y acciones de la Franja como cita o experiencia en su hacer cotidiano, sin duda uno de los mayores anhelos a la hora de pensar un espacio público cultural: que los vecinos se apropien de cada rincón y el trabajo de imaginarlos sea colectivo.

En estos primeros 30 días, los cuatro espacios fueron escenario de campañas solidarias, muestras, talleres, charlas, clínicas, espectáculos, galas de circo y lugar de encuentro intenso, integral y social, con el objetivo de convertir a la Franja en una gran ciudad cultural.

En El Muelle, Culturas Urbanas (Galpón de la Música, también conocido como Galpón 11) comenzaron las clases en la Escuela de Hip Hop, taller de rimas y composición. Además, cientos de personas pudieron disfrutar de los recitales de Rodri Fre, Mi Nave, Lalalas, Perro Fantasma, Bubis Vayin, FestiMUG entre otros.

La Mutualidad, Construcciones Ciudadanas (Galpón 13) arrancó exitosamente con sus campañas colectivas:

Abrigo-abrazo: tejido de bufandas para abrazar a caminantes de esquinas ventosas.

Mantas para llegar: destinado a los estudiantes terciarios y universitarios que llegan por primera vez a Rosario para que los cobije en su nueva independencia y los acompañe en el viaje de crecer.

Fin de ciclo, reciclo: reciclado de lonas vinílicas y construcción de cartucheras para que los chicos de séptimo atesoren las vivencias del fin de una etapa (Destinatarios: chicas y chicos de séptimo de todas las escuelas de barrio Alberdi).

Con ojos de jardín: confección con bolsitas plásticas de mochilas para llenar de asombro, aventuras e imaginación (Destinatarios: nenas y nenes de todos los jardines de barrio La Heras).

Saco x saquito: cambio del saco que ya no uses por 5 minutos de un té compartido.

Vestidos para celebrar: un perchero comunitario donde dejar trajes y vestidos de fiesta para que vuelvan remozado en una nueva celebración. Atuendos que enlazan las historias de nuestros rituales más preciados.

Si llueve, Tortas Fritas! Sólo se necesita harina, agua, grasa, manos dispuestas y ganas de compartir.

Alegre Mascarita: Sastrería comunitaria. Confección de vestuarios y préstamos de disfraces para festejos y fiestas populares.

Te doy una canción: Serenatas inesperadas en distintos rincones de la ciudad para sorprender a ciudadanos desencantados.

70 balcones: Cultivo de flores para balcones grises.

Café de Reparadores: espacio destinado el arte de reparar todo tipo de artefactos. Un encuentro con especialistas en descubrir cómo funcionan las cosas.

Que Plato: Encuentro alrededor de la mesa con el humor popular.

Identidad Secundaria: estudiantes de 4o y 5o año se encuentran para debatir, diseñar y confeccionar colaborativamente su propia indumentaria.

Armadas para enseñar: se convierte cada jean desechado en una bandolera porta herramientas para maestras en acción.

Bienvenido a este mundo: se recibe a los bebés nacidos en las maternidades públicas con móviles para que muy temprano aprendan la fascinación del movimiento.

La palabra caminante: Servicio permanente de cuenta cuentos en espacios e instituciones públicas

Celebrar la vida: una construcción colectiva para una celebración única, personajes en madera para obsequiar a cada socio en el día de su cumpleaños.

Por El Fabuloso Mundo del Cuerpo (Galpón 15) pasaron Galas de circo todos los fines de semana junto a los alumnos de la Escuela Municipal de Artes Urbanas, y se sumaron nuevas funciones de Vangart, espectáculo de circo contemporáneo creado por los directores del Cirque du Soleil con artistas santafesinos; y clases abiertas de ritmos de salón, hip hop y house.

El Mercado de Frutos Culturales (Galpón 17) con sus 37 puestos de creaciones locales; y la Muestra Cantar-Volar, Volar-Cantar, del diseñador Martín Churba, fue lugar de paseo y reunión de miles de visitantes. Además comenzó con sus actividades especiales con espacios de dibujos, recitales, y una charla abierta + clínica para diseñadores a cargo de Martín Churba.