Es parte del proceso para exportar harina de soja al gigante asiático y responde a las gestiones iniciadas días atrás, en China, por industriales argentinos nucleados en Ciara

Tras la gira realizada por empresarios agroexporadores argentinos en China para ofrecer la colocación de harina de soja en aquel país, el gigante chino respondió con el envío de una comitiva que se dedicará a inspeccionar las plantas procesadoras del complejo sojero local.

Así lo informó la Cámara de la Industria Aceitera (Ciara) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC).

“Nos acaban de mandar la nota en la cual dicen que han terminado formalmente los análisis documentales y ahora esperamos la delegación que va a inspeccionar la plantas en agosto, cuando tengamos eso estaríamos listos para exportar”, expresó Gustavo Idígoras, presidente de Ciara.

La visita de los técnicos chinos será en agosto, y si todo sale OK, se podría enviar, en principio, unas 5 millones de toneladas, lo que equivale a unos 1.200 millones de dólares. “Es un mercado que llevó más de dos décadas de negociación; hoy hay un cambio muy importante del gobierno chino en este contexto de guerra comercial y nosotros estuvimos en el lugar justo en el momento indicado”, agregó.