El pasado mes de abril, la Agencia de Investigación sobre Trata de Personas Violencia de Género recibió una denuncia sobre una mujer que obligaba a su hija de 17 años a prostituirse. 

Luego de un mes de investigación, los efectivos policiales constataron que la mujer ofrecía a su hija en una página web de servicios sexuales, y utilizaba un nombre diferente para atraer clientes.

Como resultado, personal de la Policía de Investigaciones realizó un allanamiento en la vivienda y al ingresar se encontraron con la mujer imputada, sus dos hijos (de 14 y 17 años) y un hombre mayor de edad, que sería un “cliente” eventual de la joven.

Asimismo, secuestraron juguetes sexuales, profilácticos, geles íntimos, aceites, lencería erótica, celulares y otros elementos de interés para la causa.

La mujer de 45 años quedó detenida y los dos menores de 14 y 17 años quedaron en resguardo de la Subsecretaria de la Niñez.

Interviene en la causa el fiscal Federico Grimberg.