La ex presidenta es juzgada por el supuesto direccionamiento de la obra pública vial en Santa Cruz durante sus dos mandatos. También están imputados De Vido, José López y Lázaro Báez.

“Estén atentos a todo lo que van a oír y a lo que ocurra en este debate”, expresó el presidente del Tribunal, Jorge Gorini, al dirigirse a los acusados luego de leer uno por uno sus nombres y ubicarlos con la mirada.
Gorini se ubicó junto a sus colegas de Tribunal, Andrés Basso y Rodrigo Giménez Uriburu, mientras que la cuarta jueza suplente, Adriana Pallioti, no se presentó a la primera audiencia porque debía concurrir a otro debate oral.
Gorini anunció el inicio de la lectura del requerimiento de elevación a juicio de los scales que investigaron el caso, Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques, y casi de inmediato fue interrumpido por el abogado del detenido ex ministro de Planicación Federal, Julio De Vido, Maximiliano Rusconi.
En lo que fue el primer fuerte cruce apenas iniciado el debate, Gorini se negó a darle la palabra para efectuar un planteo previo sobre la nulidad del juicio, y el letrado respondió aludiendo a la “gravedad” del caso.
El juez tuvo que pedir silencio en la sala y de inmediato comenzó la lectura de la acusación scal, que demandará varias jornadas.