La Gendarmería Nacional, en pleno patrullaje por la ciudad santafesina de Rosario, detectó a un ciudadano argentino intentando evitar ser visto por los uniformados. Se lo interceptó y se requisó sus pertenencias: se incautaron dosis de cocaína y marihuana fraccionadas en varias partes. El narco resultó detenido.

“Estos decomisos son posibles gracias a los esfuerzos diarios de las fuerzas federales en materia prevención. Vamos a seguir por este camino hasta alcanzar el objetivo común: que los vecinos se sientan cada vez más seguros”, aseguró la ministra Bullrich que instruyó políticas expresas a la Secretaría que dirige Eugenio Burzaco.

Siguiendo los lineamientos de este Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Patricia Bullrich, los uniformados de la Gendarmería, fuerza comandada por Gerardo Otero, patrullaron diferentes puntos de interés de la ciudad de Rosario.

En pleno pasaje Piamonte al 2.600, los efectivos detectaron a un ciudadano que, al percibir la presencia de los gendarmes, intentó darse a la fuga ingresando por la parte trasera de una vivienda. Se lo interceptó inmediatamente.

De la requisa personal, los oficiales hallaron más de dos kilos de marihuana fraccionados en dos panes y 150,8 gramos de cocaína divididos en pequeñas dosis y envoltorios de diferentes dimensiones.

El Juzgado Federal N° 3 y la Fiscalía Federal N° 3 dispusieron la detención del narco involucrado y el secuestro de la totalidad del estupefaciente, que equivale a 6.551 dosis.