La madrastra de Nahiara, la nena gitana que murió tras ser torturada en Paraná, podrá permanecer en su domicilio hasta el juicio, según resolvió la Justicia este jueves.


El Tribunal de Casación Penal de Paraná resolvió este jueves la prisión domiciliaria para Yanina Soledad Lescano, imputada por el homicidio agravado de Nahiara Cristo, la nena gitana de dos años que falleció tras sufrir brutales torturas en su casa de Paraná.

Con esta resolución, la pareja de Miguel Ángel Cristo, el padre de Nahiara imputado por el mismo crimen, podrá permanecer fuera de la Unidad Penal de Mujeres de Paraná hasta que se sustancie el juicio, dado que la Fiscalía, por el momento, no recurriría el fallo.

De esta manera, Casación decidió confirmar la resolución de la jueza María Barbagelata y otorgar el beneficio de la domiciliaria, a la vez que rechazó la decisión posterior del juez José María Chémez, que había resuelto que Lescano permaneciera en la cárcel.

La prisión domiciliaria para la imputada se concretará “una vez que la defensa proponga un domicilio”, le dijo al Nueve el fiscal del caso, Juan Malvasio.

“Una vez que tengamos los informes psicológicos de Cristo y Lescano, elevaremos la causa a juicio”, añadió sobre el estado de la investigación.