Todavía no se sabe qué productos no serán enviados, aunque podían ser discos rígidos, semiconductores o sistemas de procesamientos de datos a alta velocidad.

El grupo Toshiba decidió interrumpir el envío de componentes electrónicos a la firma china Huawei para cumplir con las disposiciones anunciadas la semana pasada por Estados Unidos, informó el diario financiero Nikkei.

La información no especifica los productos cuyos envíos serán suspendidos, que son fabricados por una de sus filiales, pero Nikkei sostiene que la compañía le suministraba a Huawei discos rígidos, semiconductores y sistemas de procesamiento de datos a alta velocidad.

El anuncio se conoce después de que Estados Unidos decidiera la semana pasada vetar el acceso de Huawei a su tecnología, así como a productos fabricados en el extranjero si la proporción de contenido derivado de la tecnología estadounidense excede el 25 % del valor de mercado.

Toshiba está investigando si algunos de los aparatos o componentes que envía a Huawei tienen piezas fabricadas en Estados Unidos. La firma reanudará los envíos una vez resuelva ese tema.

La decisión de Toshiba se conoce después de que informara de lo mismo la firma japonesa Panasonic, que también suspendió sus envíos a Huawei.

Además, los tres principales operadores de telefonía móvil de Japón, NTT Docomo, Softbank y KDDI, anunciaron el miércoles que estaban retrasando el lanzamiento de teléfonos móviles Huawei P30 lite o suspendiendo las órdenes de compra del modelo P30 Pro.