Otro gigante de la tecnología estadounidense se está distanciando de Huawei.

Microsoft ha eliminado las computadoras portátiles de la compañía china de su tienda en línea. Una búsqueda este viernes de “Huawei” no arrojó resultados para ningún dispositivo, y los enlaces a los últimos modelos ahora muestran mensajes de error. Microsoft se negó a comentar cuándo se retiraron los productos.

La decisión se produce después de que Estados Unidos puso a Huawei en una lista negra comercial, impidiendo que las empresas estadounidenses vendan tecnología y componentes a la empresa. Bajo las nuevas restricciones, Microsoft ya no puede suministrar su sistema operativo Windows a Huawei, que la empresa china utiliza en sus computadoras portátiles.

El portavoz de Microsoft, Andrew Pickup, dijo este viernes que la compañía “no está ofreciendo comentarios sobre este tema en ningún caso”. Huawei no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Es solo el último contratiempo para el gigante tecnológico chino.

Huawei es el fabricante de equipos de telecomunicaciones más grande del mundo y sus teléfonos inteligentes compiten con Apple y Samsung.

Pero ahora está en modo de crisis, porque los proveedores comienzan a cortar los lazos para cumplir con la prohibición de exportación de EE. UU.

Google asestó un gran golpe a Huawei a principios de esta semana cuando señaló que los nuevos teléfonos inteligentes de Huawei no tendrán acceso a su sistema operativo Android ni a las aplicaciones y servicios populares como Gmail y Google Maps.

Los principales operadores de telefonía móvil en Japón y Reino Unido están retrasando el lanzamiento de los últimos teléfonos de Huawei o han dejado de recibir pedidos, dada la incertidumbre que rodea a los dispositivos.

El negocio de consumo de Huawei, que incluye teléfonos inteligentes, computadoras portátiles, tabletas y relojes inteligentes, fue el mayor contribuyente a las ganancias de la compañía el año pasado. La división reportó ingresos de casi 349.000 millones de yuanes (50 mil millones de dólares) en 2018, más de 45% del total del grupo.

Al estar aislado de Google y Microsoft, los dispositivos de consumo de Huawei son mucho menos atractivos para los usuarios internacionales, especialmente cuando se trata de sus teléfonos inteligentes.

Perder a Microsoft como proveedor será menos doloroso para Huawei, que a nivel mundial tenía solo 2% de la cuota de mercado para computadoras portátiles, según Ishan Dutt, analista de la firma de investigación Canalys.

Pero perder el sistema de Google hará daño. Esto significa que los teléfonos inteligentes y tabletas de Huawei no tendrán acceso a aplicaciones populares como Gmail y YouTube. Las aplicaciones de terceros como las plataformas de transporte y los servicios de entrega de alimentos que dependen de Google Maps tampoco funcionarán sin acceso a los servicios de Google.

Huawei dijo a principios de esta semana que le gustaría continuar operando en los ecosistemas de Microsoft y Google, pero que había estado construyendo un sistema operativo alternativo y una tienda de aplicaciones en caso de una prohibición de exportación en Estados Unidos.

Un nuevo sistema operativo “sería una venta realmente difícil para los consumidores”, dijo Dutt de Canalys, y agregó que Huawei necesitaría un “despliegue perfecto” para abordar los problemas y las preocupaciones de seguridad en torno a su marca.

“Sería un verdadero esfuerzo hercúleo por parte de Huawei para lograrlo”, dijo.