Durante la madrugada de hoy, cuatro adolescentes ingresaron al hospital Cullen por consecuencia de la ingesta de alcohol y estupefacientes. Se encuentran en observación.

 

Los casos de ingresos a los hospitales públicos de jóvenes por ingesta de alcohol y estupefacientes siguen incrementándose, lo que genera alerta entre las autoridades sanitarias.

En la madrugada de hoy, cuatro adolescentes de entre 14 y 17 años, fueron internados en el hospital Cullen tras ingerir importante cantidad de alcohol y drogas.

Se trata de dos chicas de 14 y 15 años y de otro chico de 15, quienes llegaron al nosocomio desde el barrio Alto Verde. Según las primeras informaciones, los adolescentes se encuentran en situación de calle, lo que configura una situación más que compleja.
Por otro lado, una muchacha de 17 años también debió ser trasladada desde la zona de boliches de la ciudad de Santa Fe por intoxicación alcohólica.