Fue en Corrientes Capital. Ladrones ingresaron por el hueco de un aire acondicionado, abrieron la caja fuerte y se dieron a la fuga.
El golpe delictivo fue descubierto ayer a la mañana, aunque se presume que ocurrió a la madrugada.Según las primeras informaciones, ni los playeros, ni el vigilador, se dieron cuenta del ingreso de esta banda al sector administrativo.

Los ladrones extrajeron un aire acondicionado y entraron a través del hueco de la pared. Lo hicieron después de cortar una malla de hierro.

Fuentes policiales confirmaron a época que el ilícito afectó a la expendedora de combustibles que funciona en la intersección de avenida Presidente Nicolás Avellaneda y Medrano, barrio Güemes.

El dinero se encontraba guardado en una caja fuerte. A pesar de contar con dispositivo de seguridad, el efectivo pudo ser sacado presuntamente “sin demasiado inconveniente”, expresaron fuentes policiales.Cometido el robo, los ladrones salieron por igual espacio.

Alertada la Policía, comenzó la pesquisa en búsqueda del esclarecimiento del hecho.