Fue durante un evento en Zhangzhou, en el que se realizaría una competencia de danzas.

 

Las sonrisas de una multitud de niños que posaban sonrientes para una foto grupal en un teatro de China se desvanecieron ante el súbito desplome de una sección del escenario, accidente que causó la muerte de un menor y dejó heridos a otras 14 víctimas.

La tragedia ocurrió el sábado durante un evento de audiciones y competencia de baile para niños y adolescentes en el teatro Jinshuixian (“Narcisos dorados”), pero las imágenes fueron difundidas en las últimas horas.

Cuando los cerca de 100 menores se juntaron para una foto grupal, ante la mirada de decenas de padres y otros asistentes, el piso cedió al peso, en una escena de horror y gritos.

Médicos y rescatistas trabajaron en el lugar, donde lucharon para sacar a los menores entre los escombros. Las autoridades confirmaron que 15 víctimas fueron enviadas al hospital, y una de ellas, de 13 años, no sobrevivió a las heridas. Otras dos estaban en condición grave.

Mientras se desarrolla la investigación, medios locales reportaron que tres empleados de la organización han sido detenidos. A su vez, uno de los ejecutivos indicó que la estructura era muy vieja.