Diez expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) investigan cómo más de 700 habitantes de un pueblo del sur de Pakistán, en su mayoría niños, fueron infectados por el VIH, informó una fuente oficial.


La campaña de detección en Ratodero, un barrio pobre de la ciudad de Larkana, en la provincia de Sindh, empezó a finales de abril y han dado positivo 707 de las 24.200 personas a las que se les hicieron análisis.

Eso hizo saltar las alarmas y provocó el envío de una delegación de la OMS al país, indicó el jefe provincial del programa de control de VIH/Sida, Sikandar Memon.

El equipo internacional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) llegó a Karachi esta mañana de martes (28.05.2019). En los próximos dos días mantendrán reuniones con el jefe de Gobierno provincial, Murad Ali Shah, y otros altos cargos.

“Pasado mañana el equipo llegará a Ratodero, únicamente para investigar cómo el virus VIH se propagó por esta pequeña área. Estarán en Ratodero durante dos días y luego regresarán”, detalló Memon a la agencia española de noticias Efe, y precisó que 580 de los infectados son menores.

Anteriormente, la fuente había explicado que había “un 60 % de posibilidades de que se propagara debido a la reutilización de una jeringuilla”.

Al menos una persona, un pediatra local, también infectado con el VIH, fue arrestado el 27 de abril en relación con el caso tras las denuncias de los vecinos, si bien el hombre ha negado las acusaciones.

Con una población de 207 millones, Pakistán tiene unos 150.000 infectados con VIH, de los cuales 3.500 son menores de 14 años, según datos de la ONU de 2017, que aclara que en el último año se habían infectado 20.000 personas, el número más alto desde que comenzaron a contabilizar los casos en 1990.