“Nosotros hemos tomado a la educación como el eje fundamental de nuestro proyecto de gobierno. La educación transforma las realidades”, aseguró el gobernador.

El gobernador Miguel Lifschitz inauguró este viernes, en la ciudad de San Justo, el nuevo edificio del Instituto Superior del Profesorado Nº 20 “Senador Néstor Juan Zamaro”, que demandó una inversión provincial de $ 58.998.062, abarcando un total de 1845 metros cuadrados, entre superficie cubierta y semicubierta.

“Es una satisfacción volver a San Justo para inaugurar este edificio y, así, cumplir con un compromiso y poner en valor la política con mayúsculas. La política en serio es aquella que construye una realidad nueva, que transforma las cosas, que tiene visión de futuro y moviliza a sus ciudadanos hacia el progreso, el desarrollo, mejores condiciones de vida y, fundamentalmente, hacia una sociedad más igualitaria”, explicó Lifschitz.

“Nosotros hemos tomado a la educación como el eje fundamental de nuestro proyecto de gobierno. La educación transforma las realidades, a los pueblos y a la sociedad, y muchos de los problemas que hoy tenemos en la Argentina, como por ejemplo la desigualdad, la pobreza extrema y el desempleo, se podrían resolver de manera mucho más sencilla si abriéramos las puertas de la educación a todos los niños y jóvenes del país, cualquiera sea su condición social” para que cumplieran con todos los trayectos de esa educación, afirmó el gobernador.

“Y para que lo puedan hacer, es necesario abrir espacios, generar oportunidades, tener edificios, instituciones, docentes y una estructura que pueda receptar las vocaciones de esos jóvenes que quieren seguir estudiando y que lo puedan hacer cerca de sus hogares. Por eso, para nosotros, la educación superior es una prioridad porque allí se forman los futuros maestros y profesores y, la inversión que hagamos en esta educación se multiplica la infinito”, indicó Lifschitz.

UN DÍA HISTÓRICO

La ministra de Educación de la provincia, Claudia Balagué, aseguró que “la historia del Instituto N° 20 es un poco la historia de la educación superior de la provincia de Santa Fe. Cuando llegamos al gobierno, en el 2008, faltaba muchísimo por hacer en Educación: no había salitas de 4 para todos nuestros niños de nivel inicial, no había jornada ampliada para nuestros niños de primaria, muchos chicos abandonaban la secundaria porque no existía un plan como existe hoy el Vuelvo a Estudiar y, por supuesto, faltaba mucho en el nivel superior”.

“Los institutos nacían en los espacios en los que se podía, en el turno vespertino o en el nocturno de las escuelas primarias, de las secundarias, de las técnicas y no había espacios acordes a ese lugar de formación que requiere la educación superior. Entonces empezamos a hacer todas esas cosas que faltaban: crear nuevas tecnicaturas 101 carreras nuevas de educación superior, planes de estudio nuevos y reformulamos todos los planes de estudio”, agregó.

“Titularizamos las horas cátedra, los docentes de nivel superior no tenían concurso y lo tuvieron, con mucho esfuerzo y con mucho sacrificio porque son concurso por oposición y por antecedentes, pero todo ese esfuerzo y sacrificio dio sus frutos y hoy son titulares en sus cátedras. Y dijimos “Faltan los edificios” y fue cuando Miguel Lifschitz tomó ese desafío tan grande de planificar 20 obras para institutos de Educación superior que, como ésta, ya están inaugurándose”, concluyó la ministra.

Posteriormente, el intendente Nicolás Cuesta, reconoció que “no tenemos muchos espacios como éste en la ciudad” y celebró “el valor de los hechos. Dijimos con mucha tranquilidad que se iba a hacer un edificio porque confiamos en quienes están en los distintos niveles del Estado y porque sabemos que eso después se va a concretar; a casi dos años de aquel anuncio estamos en esta inauguración”.

Por su parte, el senador departamental, Rodrigo Borla, aseguró que se trata de “un día histórico, un día muy especial para la educación. La provincia de Santa Fe tenía una deuda con los sanjustinos y los habitantes de departamentos vecinos. Teníamos a los profesionales para brindar calidad educativa pero nos faltaba el espacio físico”.
Además, destacó a “Héctor Juan Zamaro, quien hace 30 años pensó en una carrera terciaria que hoy es muy común. Él fue el que motivó este edificio” y “a la familia Grosso que donó el terreno”.

El director del Instituto Superior del Profesorado N.º 20 Aldo Ruiz, afirmó que “esto es obra y fruto de San Justo, para San Justo y para toda la región. A este espacio hay que aprovecharlo para formación e investigación. Va a permitirnos proyectarnos en distintos turnos, lo cual permite la movilidad social de nuestros jóvenes que van a poder acceder a un título de educación superior con calidad y ver a la escuela como una verdadera institución social”.

Durante el acto, el gobernador le entregó al intendente de San Justo, un aporte de $ 2.089.726,48 que se destinará a la obra de hormigón, asfalto en frío y cordón cuneta, en diferentes sectores de la ciudad.

LA OBRA
El proyecto se desarrolla en un predio de barrio “La Florida”, en una ubicación estratégica de la trama urbana, porque es hacia donde crece la ciudad de San Justo. Permite un fácil y rápido acceso no solo en el ámbito local, sino también regional, por su proximidad a Ruta Nacional N° 11, ya que la matrícula institucional está compuesta por estudiantes provenientes en un 45% de ciudades y localidades distantes.

El edificio propio permitirá a los estudiantes de la institución desarrollar sus actividades en un solo inmueble, dado que hasta ahora tiene la matrícula dividida en cuatro espacios físicos.

El nuevo espacio consiste en 12 aulas, área administrativa (dirección, vicedirección, office, sala de reuniones, sala de espera, sala de profesores), salón de usos múltiples, sala/laboratorios de software, sala de informática, sala de hardware, sala de soporte TIC, centro de documentación, sanitarios, portería y cantina.

El edificio se desarrolla en un solo nivel, con una tipología de patio central. El ingreso al predio se realiza por uno de los extremos del triángulo más cercano a la trama existente, configurando un espacio de acceso y permanencia.

Uno de los laterales del triángulo posee las aulas, el otro el sector administrativo y aulas especiales, y en el último, el salón de usos múltiples con expansiones y apoyatura que por su ubicación permite un rápido acceso desde el exterior independiente para que pueda funcionar sin interrumpir actividades diarias del instituto o viceversa.