A las 18 de este sábado finalizaron las elecciones en el Tatengue.. El actual presidente renovó su banca como máximo dirigente del club

Este sábado, volvió a vivirse una jornada democrática en Unión. Después de 12 años hubo elecciones y los socios llegaron en gran números para emitir su voto. Había mucha expectativa al respecto, ya que se había perdido un poco la costumbre ante la falta de oposición. En esta ocasión, se presentaron tres listas.

Fueron meses muy movidos, donde cada parte trató de contar lo suyo y este 1 de junio se generó algo distinto. Todo se desarrolló con absoluta normalidad. Los números indican que Luis Spahn aventajó con holgura a Rodrigo Villarreal y Rubén Decoud para seguir siendo el máximo responsable del club por los próximos tres años.

En su momento el mandamás contó que estuvo muy cerca de alejarse definitivamente, pero producto de una campaña “áspera”, su familia lo “convenció” para no rendirse y seguir ligado a la institución. Obviamente que esto generó un cimbronazo importante en una escena que venía siendo picante.

Pero el que tenía bien en claro todo era el socio, que emitió lo que quería por los próximos tres años de gestión. Se acercaron más de 3.000 personas a sufragar, que arrojaron una contundente victoria de Luis Spahn. Será cuestión de ahora saber cuáles son los movimientos y proyectos, que tiene como punta de lanza la continuidad de Leonardo Madelón. La carta más fuerte jugada por el titular rojiblanco.

Se vienen vientos de cambio en la Avenida Lopez y Planes y los socios fueron los encargados de determinarlo.