Así lo refleja el último sondeo realizado por el Centro Comercial de Santa Fe, que marcó el décimo séptimo mes de caída consecutiva en las ventas.
Según el tradicional relevamiento que realiza todos los meses del Centro Comercial de Santa Fe, un 32,5 % de sus comerciantes declaró haber mantenido niveles similares de actividad que en Mayo 2018, mientras que el 67,5% respondió haber vendido menos.

De ese importante porcentaje de comercios que reconoció haber tenido caídas interanuales en sus ventas, la magnitud de esas caídas fue dispar: Un 30% respondió haber disminuido 10%; un 20% dio caídas de 25% y un 12,5% reconoció disminuciones de 30% y más.

Por lo tanto, y luego del análisis de estas cifras, podemos deducir que la realidad del comercio local continúa siendo preocupante, acumulando ahora 17 meses consecutivos de caídas interanuales, aunque en esta oportunidad hay algunos indicios que podrían estar indicando algún incipiente cambio de tendencia, señalan los responsables del muestreo.

Cabe aclarar que las mencionadas comparaciones se realizan sobre unidades de producto vendidas, y no sobre valores nominales de ventas, para eliminar el efecto distorsivo de la inflación.

Sobre las expectativas hacia el futuro, un 47,5% cree que sus ventas se incrementarán en los próximos tres meses, motivado fundamentalmente por la estacionalidad de las ventas en general.

Dicha estacionalidad no estaría indicando aún reactivación, por cuanto deberemos esperar para ello la comparación interanual para poder confirmarlo, pero no deja de ser un aliciente para las expectativas, señala el informe elaborado por el Observatorio del Centro Comercial de Santa Fe.