Un curioso episodio ocurrió por estos días dentro del Hospital José María Cullen.

Todo comenzó hace más de tres semanas, cuando arribó a ese centro público de salud un tal José Manuel M., quien había sufrido un accidente de tránsito y presentaba una fractura.

Este hombre fue asistido y terminó internado en la Sala de Traumatología, donde permaneció alojado por 25 días, hasta este miércoles al mediodía, cuando fue detenido y trasladado a la Sala Penitenciaria.

Los policías actuaron luego de que alguien reconoció al sujeto, que circulaba por los pasillos sentado en una silla de ruedas, como Juan Carlos M., de 43 años, quien se hallaba prófugo del Servicio Penitenciario.

Este individuo, aprovechando una salida transitoria, había escapado de la cárcel, donde cumplía una condena por homicidio agravado.

Los uniformados del Destacamento 11, ubicado dentro del hospital, aprehendieron al sospechoso y luego pudieron comprobar que efectivamente se trataba de Juan Carlos M., quien había tomado la identidad de su hermano ya fallecido para burlar a las autoridades.

El Área de Documentología de la Unidad Regional I confirmó que el arrestado poseía pedido de captura desde el 12 de noviembre de 2014, por no regresar de una salida transitoria del penal de Las Flores el 3 de ese mismo mes.