La víctima fue demorada en la comisaría y tras recuperar la libertad denunció la violación por parte de la uniformada.

 

 

Una suboficial de Comando Radioeléctrico fue separada de su cargo y terminó detenida a partir de una denuncia que la investiga por ser autora de un abuso sexual con acceso carnal agravado contra una mujer que había sido demorada por el presunto robo de un auto.

Según informó el Ministerio de Seguridad, la investigación se desencadenó a partir de la denuncia que hizo un hombre, planteando que en la esquina de Vera Mujica y Rueda halló un Renault Laguna que al parecer le habían sustraído semanas antes.

Lo cierto es que cuando los agentes se acercaron al vehículo una mujer se hizo presente y acreditó con documentación la aparente propiedad del auto, planteando que el Laguna había sido vendido al hombre denunciante, aunque el coche nunca había sido entregado ya que el comprador no lo había terminado de pagar.

A pesar de la documentación presentada, la mujer fue demorada por la policía debido a que el auto tenía pedido de captura. Allí empezó su pesadilla.

Tal la denuncia de la víctima, la suboficial desplazada la metió en el baño de la seccional y allí la sometió sexualmente. En una rueda de reconocimiento la mujer pudo identificar a la agente agresora.

Si bien el hecho ocurrió el pasado 15 de noviembre, recién este jueves por la tarde la suboficial fue imputada del delito de abuso sexual con acceso carnal, aunque no se determinó la prisión.

El juez actuante determinó que la abusadora no pueda acercarse a la víctima, además de firmar semanalmente en sede judicial su estancia en la ciudad.