El escenario deportivo rojiblanco se sacudió con la confirmación que no se le renovará contrato al arquero. Tras la noticia, su apoderado y amigo, Horacio Focaccia, le dijo a LT10 que el jugador “merecía otro trato”.

Después de tantos trascendidos y rumores, Unión sacudió la escena este viernes al confirmar que no estarán en la próxima temporada los dos capitanes: Nereo Fernández y Jonathan Bottinelli. Lo hizo a través de sus diferentes cuentas de redes sociales, argumentando que no renovarán contrato.

Obviamente que muchos se vieron sorprendidos por esto, pero allegados al arquero se mostraron muy molestos por la forma en que se dio esta situación. Precisamente el representante del golero oriundo de La Brava, Horacio Focaccia, habló en exclusiva con Diez en Deportes y dejó una dura reflexión y criticó al club.

“Es una noticia triste. Un jugador como él, siendo el arquero que más veces pisó el 15 Abril, merecía otro trato y una salida políticamente correcta. Muchas cosas no me extrañan, el fútbol cambió y a veces en esto tiene que ver con gente que no sabe nada de esto. No sé si es el momento de hablar. Estoy apenado por él y Nereo está muy dolido. Incluso tengo entendido que habló con el presidente y Martín Zuccarelli, que me parece una persona entrañable, pero me parece que la cosa no viene de ahí”, reconoció.

Sin embargo su conclusión no quedó ahí, sino que le apuntó también a Leonardo Madelón: “Nereo merecía, más allá de la decisión deportiva, otro trato y que se lo comuniquen con mayor antelación. Sabemos que no es de palabras fáciles, pero lo conozco bien. Me hubiera gustado, sobre todo del técnico, que lo hubiese atendido de otro modo o que le hubiese dicho la verdad. Nereo es Unión. O una gran parte de él. Nereo está terriblemente dolido. Había otro modo de decírselo y sin cosas engañosas”.

“Atrás del técnico hay un personaje nefasto (Cristian Bragarnik) que maneja gran parte del fútbol argentino a través de un escritorio. No me llama mucho la atención que pasen estas cosas”, agregó con mucho énfasis.

Sabiendo que ya tiene 40 años, algunos se aventuraban a pensar que el guardametas podía estar pensando en el retiro, pero al parecer lejos está de ser así: “Iban a hablar de la renovación. Le habían prometido la renovación segura. Nereo no necesitaba que yo participara de las reuniones, porque él lo hacía directamente al ser un hijo dilecto del club. Ninguna persona, sacando a Zuccarelli, le dijo por qué se iba de Unión. Una persona con tanta trayectoria en el club se merecía otra despedida”.

“Ahora hay que mirar para adelante. Está demostrado que con 40 años un arquero puede seguir en el máximo nivel. Nereo quiere seguir atajando y guarda que no haya una sorpresa. Es mentira que se va a retirar, porque quiere seguir atajando”, exclamó