CMomentos de tensión y violencia se vivieron esta siesta en el predio de la UTA ubicado en el barrio Patono de Corrientes Capital. Unas 10 unidades estaban por retomar el servicio y choferes los frenaron.

En ese momento comenzó el enfrentamiento con la Policía de Corrientes, quien se encontraba en el lugar horas antes impidiendo la entrada a los galpones donde se encuentran las unidades de transporte, y los choferes que continúan con la medida de fuerza.

Balas de goma, gas lacrimógeno y corridas, era la escena que se vivió en el lugar. Varios choferes quedaron con lesiones, a los que se sumaron los vecinos del lugar que indirectamente sufrieron las consecuencias.

Los únicos colectivos que retomaron el servicio son la empresa Miramar, las líneas 110 y 101, ambas con custodia policial y circularán hasta las 19:30.

Hasta las 15, no salió ninguna unidad de la empresa Ersa para retomar el servicio, por lo que el paro continúa en la provincia.