Una jocketa en grave estado tras una rodada en Palermo

Youtube

María Paganelli se encuentra en terapia intensiva y con pronóstico reservado tras sufrir un traumatismo encéfalo craneano grave. Afronta la carrera más dura de su vida. Cadenas de oración. Mirá el impactante video.


María Paganelli se hizo respetar y querer en un ambiente súper machista como el del turf. Madre de una nena de 12 años, cada día sale a ganarse el pan y a jugarse la vida a toda velocidad arriba de los Pura Sangre. Ella misma se encarga de la preparación de los pingos ante el delicado cuadro de salud de su padre Ricardo, quien padece una enfermedad terminal.

Pero anoche la fatalidad le jugó una muy mala pasada a esta jocketa que con su bajo perfil nunca se dejó encandilar por las grandes luces de los mejores hipódromos de la argentina, leáse Palermo y San Isidro.

Fue en el recinto porteño, que este lunes, en la prueba once, María sufrió un grave accidente al claudicar el caballo que conducía con su sobriedad habitual. El cuatroañero Dissimilar sufrió un percance a 150 metros del disco e hizo caer a su destacada jineta de manera violenta y el fuerte impacto contra la arena palermitana trajo severas secuencias.

La experta piloto sufrió politraumatismos varios, traumatismo encéfalo craneano grave con perdida de conocimiento y fue derivada de urgencia a la clínica porteña Bazterrica, donde quedó internada en terapia intensiva y en grave estado. Tanto que enseguida se generaron cadenas de oración en el multitudinario ambiente burrero, que reza por ella.

Según informo el médico del Hipódromo Argentino de Palermo, Octavio Arakaki, el pronóstico es reservado y en las próximas 24 horas se brindará otro parte médico.

El mundo del turf y del deporte vive un momento dramático con tres rodadas en el último mes y ahora ora por María, la valiente muchacha que venció los prejuicios y hoy corre la carrera más importante de su vida. ¡Fuerza!