Se trata del organismo que registra las sociedades que se constituyen en la provincia.

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Ricardo Silberstein, recorrió este martes las instalaciones de la Inspección General de Personas Jurídicas (IGPJ) en la ciudad de Santa Fe, un organismo que registra las sociedades que se constituyen en la provincia y por lo tanto también controla su actividad.

Las nuevas oficinas están ubicadas en 4 de enero 2498. El ministro las recorrió junto al actual inspector de personas jurídicas, Luciano Lerme. “El Poder Ejecutivo decidió jerarquizar esta repartición al dotarla de mejor infraestructura y de personal especializado. A este organismo durante décadas no se lo miró. Pero su importancia es enorme porque facilita el correcto desarrollo de la actividad económica, controla y registra las asociaciones civiles y las fundaciones que hacen actividades de investigación, caridad, salud”, explicó Silberstein.

“La IGPJ no es solo importante por la diversidad de instituciones que controla sino porque permite llevar adelante políticas de persecución criminal, dado que aquí se encuentran los datos de las sociedades y si bien la mayoría de las veces las instituciones se usan para el bien también se pueden usar para el mal. Entonces controlamos detenidamente las sociedades off shore, las que se constituyen en Mónaco y las Bahamas, por ejemplo, para lavar dinero del narcotráfico o de otras actividades ilícitas”, puntualizó Silberstein, quien antes de ser ministro se había desempeñado como inspector de personas jurídicas.

“Durante la gestión del gobernador Miguel Lifschitz se hicieron inversiones en infraestructura, hubo capacitaciones y ahora hay personal muy formado, la mayoría son docentes en su especialidad en la universidad. Este organismo es un orgullo para Santa Fe”, agregó el funcionario.

En ese sentido, contó que “en Buenos Aires la inspección de personas jurídicas tiene aproximadamente 400 personas y acá, con criterios que han sido de vanguardia, no llegan a ser sesenta en toda la provincia. Es decir que con poca gente, altamente capacitada, con tecnología y trabajando con los colegios profesionales (consejo de ciencias económicas, colegios de escribanos y abogados) se han establecido políticas de coordinación y de sinergia para facilitar el desarrollo de la actividad económica, así como el control de las sociedades para que se usen de manera lícita e incluso las políticas sociales”.

PRESENTES
Estuvieron presentes además el subsecretario de Administración y Despacho de la Fiscalía de Estado, Marcelo Fontana; autoridades del Consejo de Ciencias Económicas; representantes del Colegio de Abogados, específicamente de la Comisión de Sociedades; entre otras autoridades del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.