Bomberos, rescatistas y personal capacitado trabaja en el lugar del accidente.

 

Tres personas que trabajaban a unos 70 metros de profundidad en una mina en la ciudad de Tocopilla, en el norte de Chile, quedaron atrapadas ayer tras un derrumbe y se desconoce su estado de salud. Profesionales del Servicio Nacional de Geología y Minería de ese país (Sernageomin) trabajaron durante toda la noche en la previsión del rescate.

“Lo primero que estamos haciendo es preocuparnos por las personas y evaluando técnicamente las condiciones que permitan una operación segura de rescate”, aseguró Alfonso Domeyk, director nacional del Sernageomin.

“Ya activamos todos nuestros protocolos de emergencia y estamos trabajando con nuestros profesionales entregando toda la información técnica y coordinados con todas las instituciones del sistema local de Protección Civil”, agregó el funcionario.

El derrumbe fue en la Mina Directorio 8, Punto San José (Ruta B-24), cerca de Tocopilla, en el norte del país. Profesionales del Sernageomin analizaron la situación durante la madrugada y determinaron que hay “un gran ‘bolón’ que tapa la boca de una chimenea que sirve de acceso a los mineros”.

El rescate 

El Sernageomin decidió que harán “una pequeña detonación controlada para poder mover la roca” porque no quieren poner en riesgo a los mineros “ya sea por la onda expansiva y los gases tóxicos que [se] producen en este proceso”.

“Esperamos que esta acción resulte, y de no ser así se evaluará la condición de comportamiento de la roca y se definirán los pasos siguientes junto a los organismos involucrados”, informó el organismo.