José Luis Martínez-Almeida ya es oficialmente alcalde de Madrid tras obtener 30 votos frente a los 19 que ha obtenido la alcaldesa en funciones, Manuela Carmena, y los ocho que el PSOE le ha otorgado a su candidato Pepu Hernández en la votación del pleno de investidura celebrado este sábado en el Palacio de Cibeles.

Almeida ha recibido el bastón de mando de manos de la regidora saliente y arropado por la plana mayor del PP. Desde su presidente, Pablo Casado, hasta ex alcaldes ‘populares’ como Alberto Ruiz Gallardón, José María Álvarez del Manzano o Ana Botella. Tampoco se ha querido perder la ceremonia su mentora Esperanza Aguirre y su compañera de ticket electoral, la candidata del PP a la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso.

El Partido Popular se queda con la alcaldía, Ciudadanos con la vicealcaldía y Vox bendice el pacto a tres cediendo sus votos para solemnizar la investidura una vez que sus dos socios los reconocen como ‘actor indispensable’. Esto es lo que se sabía desde la misma noche electoral del 26-M, lo que el equipo negociador de Begoña Villacís (Cs) ha tratado de disimular durante estas últimas tres semanas, y lo que hace unos minutos ha quedado refrendado con el traspaso de poderes.

Queda por tanto en el aire la contrapartida obtenida por Vox para suscribir el acuerdo. Las primeras informaciones hablan de cargos de segundo nivel, como podrían ser concejalías de distrito, aunque este extremo no ha sido aún confirmado si bien dos de los cuatro ediles de la formación de ultraderecha carecen de dedicación exclusiva al ser, paralelamente, parlamentarios electos en el Congreso de los Diputados.