El martes 18 de junio se cortará el servicio de colectivos en Paraná de 9 a 11 y de 18 a 20. La medida de fuerza es solo para el transporte local.

El reclamo es por vestimenta, estado de los coches y de las cabeceras terminales. Si no hay respuesta, la protesta podría incrementarse.

Según pudo saber EL DIARIO, los colectiveros suspenderán sus actividades entre las 9 y las 11 y entre las 18 y las 20 del 18 de junio. La medida afectará el servicio local y el que llega hasta San Benito, Colonia Avellaneda y Oro Verde mientras que será normal en el servicio a Santa Fe y el de larga distancia.

El reclamo de los choferes se fundamenta en la falta de entrega de vestimenta, el estado en que se encuentran los micros y las cabeceras terminales de los recorridos.

Fuentes sindicales advirtieron que si no se tiene respuestas a lo peticionado la protesta se podría incrementar en los días siguientes.

RETENCIÓN. “El martes haremos retención de servicios de 9 a 11 y de 18 a 20 por la tarde”, confirmó en diálogo con El Diario Sergio Groh, secretario Gremial de la Unión Tranviario Automotor (UTA).

“El motivo si bien los problemas que tenemos son muchos, el eje principal es el reclamo por la falta de entrega de la vestimenta a todos los trabajadores, tanto a los choferes como a los mecánicos, como así también el estado de los coches y las cabeceras terminales”, remarcó el gremialista.

Por otra parte, aclaró que la medida únicamente se aplicará en la capital provincial: “Es solamente en Paraná para transporte urbano de pasajeros, y también interurbano que llega a Colonia Avellaneda, San Benito y Oro Verde. Esta decisión la hemos tomado porque en el caso de la ropa hace dos temporadas que no la entregan. El chofer necesita, como está incluido en nuestro convenio colectivo, camisa, corbata, pantalón. Los mecánicos necesitan ropa adecuada para trabajar en los talleres, calzado especial. Por la falta de entrega de la empresa nadie tiene esa vestimenta especial”, subrayó.

Señaló además que a ese reclamo lo vienen planteado “desde hace mucho tiempo desde que la empresa dejó de entregarla. Hemos dialogado muchas veces con la empresa pidiéndole todo esto, hemos presentado nuestra denuncia en la Secretaría de Trabajo y nunca hemos tenido respuesta. Así que hemos tomado la decisión de comenzar esta lucha con la retención de servicios el día martes”.

Los trabajadores suspenderán el servicio de colectivos en Paraná de 9 a 11 y de 18 a 20.
USUARIOS. Por otra parte, Groh señaló que los reclamos no sólo son para beneficio de los choferes sino también de los usuarios del transporte público: “Todo lo que pedimos son cosas que le corresponde al trabajador. También es muy sensible el estado de los coches. Si bien lo hacemos por el trabajador pero también por el pasajero porque los coches no están en condiciones para transportar pasajeros. Tienen muchos problemas, faltan servicios porque los coches se rompen, quedan en el galpón y no salen”.

Asimismo, se refirió al estado en que se encuentran los lugares en los que terminan los recorridos de los colectivos: “Hay algunas cabeceras que no tienen un lugar físico para que estén los choferes, con un baño y una sala de estar. Y las que lo tienen no están en buenas condiciones”.

Destacó además que la medida de fuerza ya ha sido comunicada oficialmente como corresponde a la ley y apuntó: “Si bien nosotros estamos abiertos al diálogo y estamos a la espera de que la empresa nos llame y nos diga algo concreto, la medida de fuerza para el día martes no se va a levantar. Y de no tener respuestas de la empresa se va a incrementar en los próximos días”.

Finalmente, aclaró que durante el feriado circularán los colectivos: “El lunes se trabajará como cualquier feriado, con servicio reducido”.