Cuando el Tribunal Electoral informaba que se habían escrutado el 88.97% de las mesas locales, la lista de la nueva agrupación política ostentaba el cuarto puesto entre las pretendientes a escaños en el cuerpo legislativo, con el 12.67% de los votos. 

En primer lugar, con el 32.43% de los votos, se imponía la lista encabezada por Julio Garibaldi (FPCS); mientras que -en segundo puesto- la nómina de Cambiemos, liderada por Inés Larriera, se adjudicaba el 22.16% de los votos, prácticamente en empate técnico con la propuesta del Juntos – PJ -con Juan José Saleme a la cabeza- que había sido elegida por el 22.04% del electorado.

Finalmente, la lista de Unite, encabezada por Ariel Rodaz, solo obtuvo el 5.86% de los sufragios, quedando así en quinto lugar.