El Frente Progresista Cívico y Social (Fpcys) dejará en diciembre 12 años de gobierno al frente de la provincia, que había ganado en 2007, cuando Hermes Binner terminó con 24 años de administración justicialista: José María Vernet, Víctor Reviglio, Carlos Reutemann (2 veces) y Jorge Obeid (también en 2 oportunidades).

La gran pregunta, que seguramente no tendrá respuesta -por ahora-, es qué hizo mal el socialismo, la cabeza visible de la alianza, para dejar en manos del peronista Omar Perotti el sillón del brigadier Estanislao López.

Bonfatti tenía buena imagen entre los votantes: fue gobernador entre 2011 y 2015, cuando le dejó el lugar a Miguel Lifschitz, porque en esta provincia no hay reelección.

La realidad del comicio no se pudo disimular. Antonio Bonfatti, pasadas las 22, admitió que si se confirmaba la tendencia el nuevo titular de la Casa Gris sería Perotti. Era un claro reconocimiento a la derrota. Por eso, la simulación resultó en vano: “Una vez más, Santa Fe demostró que tiene una buena calidad institucional”, afirmó el presidente de la Cámara de Diputados provincial. Acto seguido, celebró la implementación de la boleta única de papel.

Luego de felicitar a Pablo Javkin, Emilio Jatón (candidatos a intendentes de Rosario y de Santa Fe, respectivamente, que anoche se imponían en el recuento provisorio) y Alberto Ricci (candidato a intendente de Villa Gobernador Gálvez), el exgobernador señaló: “Hay una leve ventaja del Frente Juntos; de confirmarse esta tendencia, felicitamos a quienes fueron ganadores de esta contienda electoral”, resaltó.

Aunque no admitió el triunfo del exintendente de Rafaela, Bonfatti dejó en claro que la tendencia por el momento sería favorable al peronismo.

“Hay una leve ventaja” del peronismo, reconoció, y se puso a disposición para trabajar con el próximo gobierno.

El exmandatario dijo como vocero de su espacio que son “respetuosos de la voluntad popular” y arrancó su discurso con un elogio del proceso “a pesar de todas las conjeturas de los días previos” sobre una posible “trampa electoral”. A modo de balance sobre una jornada marcada por el apagón nacional, concluyó: “Santa Fe demostró que tiene la mejor calidad institucional y que la boleta única de papel es un ejemplo a seguir en todas las provincias y en el país”.