La Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV), dependiente del Ministerio de Seguridad, realiza una campaña de promoción de conductas saludables en el tránsito, en las salas de espera de las instituciones de salud de Rosario y Santa Fe.


Las actividades se enmarcan en el programa “Seguridad vial en efectores de salud”, cuyo objetivo es concientizar sobre los riesgos de la conducción imprudente.

En este marco, desde la ASPV informaron que las lesiones provocadas por siniestros de tránsito son un problema de salud pública, ya que afectan de manera grave la salud y el desarrollo social y económico de amplios sectores de la población.

Además de las muertes causadas por los riesgos en el tránsito, miles de personas accidentadas sufren secuelas transitorias o permanentes y discapacidades que determinan restricciones a las funciones físicas, consecuencias psicosociales y en la calidad de vida.

El director de Formación y Comunicación de la APSV, Sebastián Kelman, resaltó que “la Seguridad Vial es una cuestión de salud pública porque afecta a nuestra calidad de vida. Es fundamental el compromiso y el trabajo de los profesionales del sector de la salud y de toda la comunidad en este tema”.

SEGURIDAD VIAL COMO UNA CUESTIÓN DE SALUD
El programa tiene como propósito instalar la problemática en las instituciones de salud como política de prevención, ya que los hospitales y centros de salud son espacios que nos permiten promover y difundir mensajes de cuidado y respeto a la vida”.

Los siniestros viales afectan sobre todo a personas jóvenes y, en áreas urbanas, las motos son los vehículos que más participación tienen.

SEGURIDAD VIAL EN EFECTORES DE SALUD
Las actividades comenzaron en el hospital de Niños “Orlando Alassia” de la ciudad de Santa Fe, con la presencia de promotores de la APSV que entregaron folletería informativa a las personas que se encuentran en las salas de espera y pasillos de la institución.

El objetivo es entablar un vínculo con los ciudadanos explicándoles las principales causas de siniestralidad vial y cómo evitarlas. Además, se brindan herramientas informativas y de concientización que los profesionales puedan transmitir a sus pacientes.

De este modo, se destaca la importancia de que estos actores puedan promover un cambio de hábitos y la reflexión sobre la forma de utilizar los espacios públicos, disminuyendo los riesgos y, como consecuencia, las lesiones producidas en hechos evitables.

La campaña continuará durante todo el año en distintos hospitales de Santa Fe y Rosario.